Ad image

La participación política de las mujeres, sigue siendo una gran brecha

Patricia González López
5 Min de Lectura

IGUALDAD SUSTANTIVA, EMPODERAMIENTO EFECTIVO 

El mapa “Mujeres en la política: 2023”, creado por la Unión Interparlamentaria (UIP) y ONU Mujeres, presenta nuevos datos sobre las mujeres en puestos ejecutivos y parlamentos nacionales al primero de enero de 2023. Los datos muestran que las mujeres están infrarrepresentadas en todos los niveles de la toma de decisiones en todo el mundo y que la paridad de género en la vida política está aún muy lejos de alcanzarse.

No obstante, aunque los datos indican que el número de mujeres que ocupan puestos de liderazgo político tanto gubernamentales como parlamentarios ha aumentado a escala global, algunas regiones aún se encuentran muy rezagadas y la brecha en la participación política sigue prevaleciendo fuertemente.

Las mujeres son Jefas de Estado y/o de Gobierno en solo 31 países. Las mujeres representan el 26.5 por ciento de los escaños parlamentarios. A nivel global, menos de un ministro de cada cuatro es mujer (22.8 por ciento). Los nuevos datos muestran que las mujeres dirigen importantes carteras de derechos humanos, igualdad de género y protección social, mientras que los hombres dominan áreas como la defensa, la economía y la energía.

Los nuevos datos indican también que la cifra de Presidentas de Parlamento se ha incrementado hasta el 22.7 por ciento, en comparación con el 20.9 por ciento en 2021. la proporción mundial de parlamentarios muestra que se ha avanzado apenas hasta el 26.5 por ciento en comparación con el 25.5 por ciento en 2021.

Los datos de la UIP sobre las mujeres en el parlamento revelan también grandes disparidades globales: los países nórdicos europeos se encuentran a la cabeza de la clasificación regional con el 45.7 por ciento de los parlamentarios dirigidos por mujeres, mientras que la región de Oriente Medio y Norte de África permanece en el puesto inferior con el 17.7 por ciento de los espacios parlamentarios.

Como podemos ver, el mundo se encuentra en una encrucijada decisiva. Las múltiples crisis globales, que además guardan relación entre sí, entre ellas las derivadas de conflictos violentos persistentes y los nuevos, la intensificación de la polarización de la sociedad, el cambio climático y el aumento de los desastres causados por riesgos naturales, así como la crisis constante del costo de vida resultante de la pandemia del COVID-19, han acentuado las desventajas de las mujeres. 

Este escenario precisamente es lo que impulsó la presentación del nuevo mapa de las mujeres en la política, de la UIP y ONU Mujeres, durante el 67º periodo de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer, la mayor congregación de las Naciones Unidas sobre igualdad de género, originando como tema prioritario “innovación y cambio tecnológico, y educación en la era digital para lograr la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de todas las mujeres y las niñas” para el avance de la participación política de las mujeres.

Estos datos tienen una alta probabilidad de ser modificados para el siguiente año, es el caso de México, con la posibilidad de ser representado el puesto ejecutivo por una mujer por primera vez, no obstante, a que el avance en el tema jurídico ha permitido la paridad de género en los escaños de la cámara alta y baja, así como el gradual y paulatino avance en la representación de mujeres gobernantes en los estados y municipios de la República Mexicana.

Es altamente necesario contar con una mujer que represente nuestro país, ya que se requiere el empoderamiento e igualdad de las mujeres para desplegar todo su potencial que contribuya a la eliminación de las brechas de género, así como preparar el camino para aplicar intervenciones específicas efectivas, y reformar las políticas públicas. 

Loading

Compartir esta nota