Ad image

Israel expande sus ataques al centro de Gaza mientras empeora la situación humanitaria

Agencia EFE
5 Min de Lectura
Agencia EFE

El Ejército israelí ha expandido sus ataques al centro de la Franja de Gaza, donde dijo haber tomado el control de las zonas al este del campamento de refugiados de Al Bureij y de la localidad de Deir al Balah.

“Las tropas están operando contra infraestructura terrorista bajo tierra y por encima, y destruyendo zonas de lanzamiento de cohetes. Las tropas lograron el control operativo de la zona, eliminaron a terroristas sobre el terreno y desde el aire, y localizaron varias bocas de túneles”, aseguró hoy un comunicado castrense.

El portavoz del hospital Mártires de al Aqsa, que se encuentra en Deir al Balah, dijo por su parte que al menos 75 personas murieron y decenas resultaron heridas en la localidad, y en los campos de refugiados de Maghazi y Bureij, en los ataques israelíes de las últimas horas.

De los 75 cuerpos que llegaron a las instalaciones del hospital, de momento unos 38 han sido identificados.

“Hoy por la mañana nos decían nuestros colegas que el olor a sangre era insoportable en la sala de urgencias de este hospital, donde había gente tirada en el suelo, las camas no daban abasto, las bolsas con cadáveres no paraban de llegar”, dijo en un vídeo el coordinador de emergencias de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Gaza, Paulo Milanesio.

El coordinador confirmó que al menos 70 cadáveres y unos 300 heridos llegaron al hospital, después de que se produjeran “ataques indiscriminados durante las últimas 48 horas”. “Es una situación apocalíptica que ya no podemos contener”, añadió.

Al menos 36.586 personas han muerto y 83.074 han resultado heridas desde que comenzó la guerra en el devastado enclave palestino, según las últimas cifras del Ministerio de Sanidad gazatí, controlado por Hamás.

 Hambre en el norte

Mientras, la red de alerta temprana ante hambrunas FEWS NET dijo este miércoles que es “probable” que los gazatíes en el norte de la Franja ya padezcan una situación de hambre generalizada, pero que los combates y las restricciones de acceso humanitario impiden recopilar datos al respecto.

“Es posible, si no probable que ya exista hambruna”, afirmó el organismo en un estudio en el que agrega que esta situación persistirá al menos hasta julio, a no ser que se produzca “un cambio fundamental” en la distribución de alimentos.

En el sur del enclave, donde hasta el inicio de la ofensiva israelí en Rafah hace un mes había una mayor oferta de alimento, la situación ha empeorado con el cierre del cruce hacia Egipto, además de los incesantes ataques y bombardeos concentrados en la zona.

El informe de FEWS NET sostiene que la operación militar en Rafah “está perturbando gravemente los canales de distribución de alimentos”, y que si se esto se mantiene, la hambruna aquí comenzará en unos dos meses, a finales de julio.

Tensión con Hizbulá

De manera paralela, continúa el intercambio de fuego con la milicia chií Hizbulá en la frontera norte de Israel con el Líbano, donde la defensa aérea israelí interceptó hoy un dron en el área de Metula.

En la localidad han quedado arrasadas al menos 1.000 hectáreas por incendios provocados por proyectiles del grupo libanés.

El Gobierno israelí autorizó este miércoles la movilización de 50.000 reservistas adicionales ante el aumento de la tensión en la frontera norte, y el primer ministro, Benjamín Netanyahu, avisó hoy de que el país está preparado “para una acción extremadamente fuerte” contra Hizbulá.

Israel, en respuesta a ataques del grupo, bombardea a diario desde octubre infraestructura militar de la milicia chií -respaldada por Irán- y lanza ataques contra sus filas. Solo en la última semana el grupo ha confirmado 8 bajas.

Además, al menos 3 civiles han muerto en ataques israelíes esta semana, y ya suman unos 70 civiles libaneses fallecidos desde octubre, incluidos una decena de menores y tres periodistas.

En total, más de 440 personas han muerto estos ocho meses en los enfrentamientos en ambos lados de la divisoria, la mayoría en el lado libanés y en las filas de Hizbulá, que ha confirmado unas 300 bajas de milicianos, algunas en Siria. En Israel han muerto 23 personas en el norte, diez de ellas civiles.

Loading

Compartir esta nota