Ad image

Corredores raramuris

Jorge Carrasco
2 Min Read

CINE DE MAÑANA

Capó (Manuel Cruz Vivas) y Omero (Vladimir Rivera) son dos jóvenes raramuris que viven precariamente en la sierra ayudando a su padre (Eligio Méndez) a cultivar su milpa.

Aunque los dos son corredores, la cosa comienza a complicarse cuando la novia del primero resulta embarazada.

Para poder mantenerla, Capó se asocia con el maleante Jacinto (Osvaldo Sánchez) que lo contrata como mula para transportar droga cerca de la frontera.

Pero perseguido por el ejército, pierde un cargamento, y los delincuentes lo obligan a él y a su familia, a trabajar para ellos.

Se trata de Correr para vivir ópera prima de Gerardo Dorantes, a cuya premier nos invitaron las buenas amigas de Cinépolis.

Ya en cintas recientes como 42,195 de Alejandro Strauss se hablaba de una maratonista raramuri, y aquí se menciona al entrenador norteamericano Norman Nelson (Martijn Kulper),

Pero el guión de Fabián Archondo incorpora el elemento narco en la historia, con un villano de antología, quien por cierto asistió a la premier y del que nos mantuvimos alejados y lamentamos no ver en pantalla como le daban su merecido.

Correr para vivir resulta pues una interesante ópera prima, que no está del todo lograda, pero que tiene aportaciones originales que justifican su visión.  

Loading

Share This Article