Ad image

90-117. Los Nuggets están vivos

Agencia EFE
4 Min Read
Agencia EFE

Los Denver Nuggets exhibieron sus galones de campeones y arrollaron este viernes a domicilio a los Minnesota Timberwolves (117-90) para recortar distancias 1-2 en la serie de segunda ronda de los ‘playoffs’ del la Conferencia Oeste de la NBA y dejar claro que siguen vivos en la defensa del anillo.

Tras días turbulentos por las dos derrotas sufridas como locales y las polémicas por el gesto de Jamal Murray, quien lanzó una toalla y una almohadilla térmica a la pista en el segundo partido, los Nuggets respondieron con una extraordinaria actuación en su visita al Target Center.

Lo hicieron en el primer partido de Nikola Jokic como triple MVP de la NBA. El serbio, que recibió este premio el miércoles por tercera vez en su carrera, firmó 24 puntos, catorce rebotes y nueve asistencias.

Murray, multado con 100.000 dólares por la NBA por lanzar los objetos antes descritos, respondió con 24 puntos, cuatro rebotes y cinco asistencias con 11 de 21 en tiros de campo. Michael Porter Jr aportó 21 y cuatro triples.

Aaron Gordon, con trece puntos, y Kentavious Caldwell Pope, con doce, se sumaron a sus compañeros y todo el quinteto titular de Michael Malone acabó con dobles dígitos.

Los Nuggets rozaron el 50 % de acierto en tiros de tres puntos y tuvieron un 58 % en tiros de campo para dar un golpe en la mesa.

Los Wolves, terceros cabezas de serie en estos ‘playoffs’ en el Oeste, fueron superados por completo por los Nuggets y su mejor anotador fue Anthony Edwards con 19 puntos. El dominicano Karl Anthony Towns aportó catorce puntos y cinco rebotes, con cuatro de cinco en triples.

El francés Rudy Gobert, mejor defensa de la temporada, no pasó de los seis puntos y cuatro rebotes.

Dominaron de principio a fin los Nuggets, que tomaron una tempranera ventaja de veinte puntos en el 45-25 del segundo período y que se fueron al descanso con quince unidades de margen.

Jamal Murray, abucheado por el público de Minnesota, anotó a placer. Metió ocho puntos en el primer cuarto y diez en el segundo para dejar tocados a los Wolves, en los que Towns dio la cara con doce puntos fruto de un perfecto cuatro de cuatro desde el arco.

Los Nuggets no dejaron de pisar el acelerador e incrementaron su ventaja en el tercer período. Dos triples seguidos de Aaron Gordon y Michel Porter les dieron 22 puntos de margen y la ventaja máxima tocó las 29 unidades antes de que Anderson, con un tiro en suspensión, la redujera a 27 para entrar en el último período.

Con 5.54 minutos por jugar en el cuarto período y el partido ya sentenciado, los Wolves sacaron a sus titulares de la pista para guardar energías de cara a los próximos capítulos de la serie.

El cuarto partido se disputará este domingo, de nuevo en el Target Center de Minneapolis.

Loading

Share This Article