Ad image

Sancionan el estadio Primero de Mayo por actos de incitación a la violencia

Jesús Riveros Martínez
3 Min Read
Cortesía

TULANCINGO.- La directiva del Sk Sport FC informó que el partido de vuelta de la semifinal en la Cuarta División Premier, torneo Central de Reservas, entre este equipo y Toros Tlaxco, se jugará a puerta cerrada este domingo en el estadio Primero de Mayo de Tulancingo, debido a los hechos suscitados el pasado 5 de mayo en este inmueble, donde se presentó un conato de bronca entre algunos aficionados. 

Lo anterior, debido a que en el partido de vuelta entre el Sk Sport FC y Toros México, de los octavos de final en esta categoría, el domingo pasado, un conato de bronca entre aficionados de ambos equipos provocó que uno de ellos arrojara una botella de vidrió que, si bien no causó golpe directo, los restos de vidrio alcanzaron a una menor de edad, que viajaba con el equipo visitante. 

La menor sufrió algunos golpes y crisis nerviosa que requirieron pronta atención de los rescatistas que se encontraban en el campo de juego, mientras que el probable responsable fue detenido, por lo que el caso se trasladó al ministerio público de Tulancingo. 

Sin ofrecer más detalles al respecto, el director deportivo del SK Sport FC informó que el juego de vuelta en la semifinal entre este equipo y Toros Tlaxco, será a puerta cerrada, este domingo en el estadio Primero de Mayo. 

De igual forma, la liga, a través de sus redes sociales oficiales, no ha dado a conocer los detalles de este veto, ni de otros temas pendientes y similares, en esta competencia. 

En tanto, este domingo al mediodía, el SK Sport FC no contará con el apoyo de su afición en el partido de vuelta ante Toros Tlaxco, el cual está empatado a dos goles en el marcador global.

A través de un comunicado la directiva del SK Sport FC manifestó que “nuestro club se deslinda de los sucedido ante el conato de bronca entre los mismos padres de familia de la porra visitante y un pseudo aficionado que arrojó un envase de cerveza al piso… nos sumamos al repudio por los enfrentamientos, la violencia no se justifica bajo ningún argumento y no tiene cabida en el futbol mexicano”.

Loading

Share This Article