Ad image

Por el humo de los incendios forestales, la Secretaría de Salud de Hidalgo emite las siguientes recomendaciones

Redacción
3 Min Read
Cortesía

-Mantener la calma.

-Uso de mascarilla para evitar la entrada del humo a través de la nariz y boca.

-Si el humo es muy denso, cubrir la nariz y la boca con un trapo. 

-Proteger ojos con gafas o lentes y utilizar prendas de manga larga.

-No realizar actividades físicas o deportivas al aire libre.

-Mantener tapados los tinacos o cisternas para evitar que se contaminen con las     partículas que desprende el humo y/o el fuego.

-Cerrar puertas y ventanas evitando la entrada del humo.

-Poner especial atención en niñas y niños, personas adultas mayores,

embarazadas o personas con problemas respiratorios.

-No dejar encendidas fogatas, cigarros, cerillos, brasas o cualquier tipo de fuego, en los bosques y terrenos, ya que puede ocasionar incendios.

-No quemar basura o llantas.

-Jamás regrese a una zona incendiada si no lo indican las autoridades, aun cuando se haya sofocado el fuego.

-Proteger a sus mascotas y animales de granja.

-Estar atentos a cualquier información que emitan las autoridades estatales, pero sobre todo de Protección Civil a través de los medios de comunicación y redes oficiales.

En el ámbito de la salud, algunas de las afecciones que puede provocar el humo son: lastimar los ojos, irritar el aparato respiratorio y agravar las enfermedades cardíacas y pulmonares crónicas, intoxicaciones por inhalación de humo.

La población afectada puede presentar síntomas como tos, dificultad para respirar normalmente, irritación en la garganta, escurrimiento nasal, dolor de cabeza, ardor en los ojos, cansancio, latidos cardíacos acelerados, entre otros. 

En ése sentido, los sectores con más probabilidades de enfermar son los adultos mayores, las mujeres embarazadas, los niños y las personas con afecciones respiratorias y cardíacas preexistentes.

Cabe mencionar que, aunque el fuego tiene una influencia positiva en la naturaleza, pues ayuda a mantener la biodiversidad, cuando se utiliza sin las debidas precauciones o se produce por alguna negligencia, puede convertirse en un incendio forestal de consecuencias devastadoras para el medio ambiente, la salud y seguridad de las personas.

Finalmente, la SSH invita a acudir a la unidad médica para mayor información o en caso de presentar sintomatología que ponga en riesgo la salud ante los incendios forestales en esta temporada de calor.

Loading

Share This Article