Ad image

Los colores únicos y el folclor del pintor mexicano Chucho Reyes se exhiben en Guadalajara

Agencia EFE
4 Min Read
Agencia EFE

El pintor mexicano Jesús ‘Chucho’ Reyes se inspiró en el folclor del país para crear una paleta única de colores que imprimió frescura a su obra e influenció a grandes de su época como Mathias Goeritz, Juan Soriano y Luis Barragán, dijo este domingo a EFE Arturo López, curador de una nueva exposición del difundo artista.

Conformada por 15 piezas entre obras, objetos personales y documentos, la muestra ‘Jesús ‘Chucho’ Reyes Ferreira-Lo popular del color’ es la mayor muestra que se ha hecho del pintor y tiene como sede el Museo Cabañas, de la ciudad mexicana de Guadalajara.

“Tiene una gran producción artística porque utilizaba como materia prima el papel de china, que era muy barato en ese entonces y que le permitió desarrollar de manera experimental y cromáticamente no solamente temas tradicionales del arte popular mexicano sino también, por ejemplo, una fauna festiva”, dijo el curador.

Una primera entrega de esta exposición se mostró en 2018 en el Museo del Palacio de Bellas Artes de Ciudad de México, aunque para la de Guadalajara se añadieron 90 piezas más que le darán al espectador una muestra más amplia del legado de Reyes (1880-1977).

Con formación autodidacta y un estilo marcado por el expresionismo y el fauvismo, Chucho es conocido por cuadros coloridos y de trazos libres que sirvieron de inspiración a personajes como Luis Barragán, ganador del premio Pritzker en 1980 por su trabajo arquitectónico.

“Matías Goeritz como Luis Barragán siempre reconocieron el trabajo, la influencia que tuvo en ellos Chucho Reyes, no solamente por su colorido, sino igualmente por el trabajo que le daba la sensación de volumen, la sensación de espacios que a través del color, a través de las texturas, daba el material que utilizaba”, explicó López.

La amistad entre Goeritz, Barragán y Reyes los llevó a trabajar juntos en diversos proyectos culturales, como el diseño y construcción en 1957 de las Torres de Satélite, un conjunto escultórico de diversos colores que se volvió un referente en la zona metropolitana de Ciudad de México.

La muestra está dividida en cinco ejes temáticos que abarcan su faceta como anticuario, además de retratos de artistas de su época, carteles, decoraciones para teatro, pinturas de animales, de temas religiosos o de la muerte, además de un mural movible formado de 35 piezas armables que creó especialmente para una fiesta.

El curador señaló que las piezas que conforman la exposición provienen de 15 coleccionistas, y las seleccionaron y revisaron de manera minuciosa porque existen muchas piezas apócrifas del pintor.

“Mucha obra no es auténtica, entonces aquí un filtro importante fue ubicar la procedencia, para que realmente pudiéramos exhibir lo que está autentificado por las propias colecciones”, detalló.

La exposición estará en el Museo Cabañas hasta el 20 de octubre.

Loading

Share This Article