Ad image

Con operativos en bares, la policía decomisó drogas y bebidas adulteradas; detuvieron a 10

Redacción
3 Min de Lectura
Cortesía

La Secretaría de Seguridad, en diferentes acciones, atrapó a ocho hombres y dos mujeres, por tener vinculación en los hechos

Mediante la emisión de un comunicado oficial, se dio a conocer que en seguimiento a labores de prevención y vigilancia que realizaron elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo (SSPH), se llevaron a cabo varios operativos en centros nocturnos, que arrojaron la detención de 10 personas, así como el decomiso de drogas y bebidas adulteradas.

El despliegue de los uniformados se hizo de manera sorpresiva en tres municipios de la entidad, lo que dejó resultados positivos, ya que se detectaron diversas irregularidades, así como el consumo de sustancias ilegales y bebidas adulteradas.

La información al respecto refiere que inicialmente, en el municipio de Santiago Tulantepec se cumplimentó una orden de cateo en coordinación con la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH), en un establecimiento en el que se localizaron 66 dosis de droga sintética “cristal” y 330 dosis de presunta marihuana.

Así mismo, en un segundo punto de la inspección que tuvo lugar en el mismo municipio, los agentes incautaron 90 dosis de “cristal” y 147 dosis con posible marihuana; en tanto, en un negocio identificado como “La Bamba”, se decomisaron 37 dosis de “cristal” y 67 de marihuana.

Además, se indicó que durante las diligencias que se generaron, se logró la captura de cuatro hombres y una mujer, quienes por estar relacionados con los hechos fueron puestos a disposición de la autoridad competente, donde se dará continuidad a las investigaciones por su probable relación en la comisión de delitos contra la salud.

De manera simultánea, en el municipio de Tlahuelilpan, se llevaron a cabo cateos en dos centros nocturnos, donde fueron halladas un total de 200 dosis de presunta marihuana y 80 dosis de droga sintética “cristal”. Asimismo, se aseguró a cuatro personas, quienes desempeñaban diversas labores dentro de los establecimientos.

Finalmente, el despliegue policial llevado a cabo en dos bares de la capital hidalguense, se realizó en coordinación con la Policía Municipal, la Dirección de Reglamentos y la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de Hidalgo (Corpriseh).

Tras la inspección, los establecimientos ubicados en el fraccionamiento Puerta de Hierro y colonia Juan C. Doria fueron suspendidos derivados del consumo de tabaco en espacios cerrados y por la venta de bebidas alcohólicas sin sellos sanitarios que marca el reglamento.

La finalidad de esta estrategia conjunta es constatar que este tipo de comercios realizan su actividad en apego a la normatividad vigente, además de garantizar la seguridad e inhibir la comisión de delitos en establecimientos, donde se concentra un alto número de asistentes.

Loading

Compartir esta nota