Ad image

Clandestina portuguesa

Jorge Carrasco
2 Min de Lectura

CINE DE HOY

Por octavo año consecutivo, se celebra una Semana de Cine Portugués con la colaboración de la Cineteca Nacional y la embajada de ese país. Esta edición comprende 13 filmes, algunos de los cuales están dedicados al 25 de abril de 1974, con la “Revolución de los Claveles”, hecho que puso fin a casi medio siglo de dictadura.

Uno de los filmes más representativos del ciclo es “Clandestina” de María Miré.

La cinta es una adaptación libre al diario de Margarida Tengarrinha, titulado “Memorias de una falsificadora”, que a manera de carta, ilustra cómo una artista entra a la clandestinidad para falsificar pasaportes y documentos oficiales, durante la dictadura militar a finales de los cincuenta, para el Partido Comunista.

Ella y su esposo, con su pequeña hija, luchan desde la trinchera de la normalidad para poner su granito de arena contra la dictadura.

Se trata del primer largometraje de la realizadora de “Parto sin dolor”, que transmite las experiencias de esta clandestina, el dolor por la pérdida de su esposo y el alejamiento de su hija, así como su exilio en la Unión Soviética.

“Clandestina” es pues, una interesante recreación de la vida de una familia que luchó contra la dictadura portuguesa, sin buscar la fama y la gloria.

Compartir esta nota