Ad image

Verstappen busca su primer triunfo en Shanghái, que alberga el primer sprint del año

Agencia EFE
6 Min Read
Agencia EFE

El neerlandés Max Verstappen (Red Bull), triple campeón del mundo y líder del Mundial de Fórmula Uno, aspira a festejar su primera victoria en China, en un Gran Premio que retorna al calendario después de cinco años de ausencia y que se disputará en el circuito de Shanghái, sede del primer fin de semana con formato sprint de la temporada.

Después de anotarse hace dos domingos en Suzuka el Gran Premio de Japón, ‘Mad Max’ elevó a 57 su número de victorias en la categoría reina, mejorando su propia tercera marca de la historia: sólo superada por el alemán Michael Schumacher -con 91 triunfos- y por el otro séptuple campeón mundial, el inglés Lewis Hamilton (Mercedes), que hizo sonar 103 veces el ‘God Save The Queen’ tras una carrera de F1. Pero ninguna de ellas tuvo lugar en China, en un Gran Premio que debutó en 2004 y que se había convertido en sede habitual hasta que la pandemia de la Covid-19, especialmente dura en ese país, frenó el periplo de una prueba que fue la primera carrera en ‘caerse’ del calendario de 2020.

Desde 2019 la F1 no se presenta en el circuito de Shanghái, una pista de  5 mil 451 metros y 16 curvas -cinco a la izquierda- que este fin de semana albergará el primero de los seis con formato sprint que se disputarán este año. Los otros serán los de Miami (EEUU) -dos semanas después-, Austria, Estados Unidos, Brasil y Qatar.

Después de que el español Carlos Sainz (Ferrari) lograse un triunfo épico en Australia -apenas dos semanas después de ser operado de urgencia de una apendicitis-, Red Bull hizo regresar las aguas a su cauce en Japón, donde firmó su tercer ‘doblete’ del año, que completó por tercera vez el mexicano Sergio Pérez, subcampeón el curso pasado y segundo en la general. En una carrera en la que el talentoso piloto madrileño -tercero en meta-, el único que ha discutido la hegemonía de la potente escudería austriaca estas dos últimas temporadas, firmó su vigésimo primer podio en la F1, el tercero en las tres carreras que ha disputado este año.

El otro español, el doble campeón mundial asturiano Fernando Alonso -que será el piloto más solicitado en las ruedas de prensa previas al Gran Premio, ya que el pasado jueves se anunció su renovación, como mínimo hasta finales de 2026, con Aston Martin- firmó otra sensacional actuación para acabar sexto hace dos domingos en Suzuka.

Tras ganar en el circuito propiedad de su motorista, Honda -que lo será de Aston Martin a partir de 2026-, Verstappen lidera el Mundial con 77 puntos, trece más que ‘Checo’ y con 18 de ventaja sobre el monegasco Charles Leclerc, compañero en Ferrari de Sainz: cuarto en el certamen, con 55 unidades. Alonso, en una segunda juventud con 42 años, es octavo, con 24 puntos. Los mismos que cuenta el inglés George Russell (Mercedes), que, por puestos, ocupa la séptima plaza general.

Red Bull también lidera el Mundial de constructores, con 141 puntos, 21 más que Ferrari; mientras que Aston Martin -“era la decisión natural: seguir corriendo y seguir haciéndolo en este equipo”, explicó el genial piloto asturiano en la videoconferencia en la que participó Efe y en la que anunciaba su renovación- es quinta, con 33. Sólo uno menos que Mercedes.

El formato sprint se ha modificado con respecto al año pasado. Después del primer y único entrenamiento libre, el viernes se disputará la calificación para el sprint, el ‘sprint shootout’ (en lugar de la que decidía la parrilla de la carrera dominical). 

La prueba reducida -que sigue siendo a un tercio del recorrido de la carrera- se disputará durante la mañana del sábado, horas antes de la calificación ‘normal’. La que fija la ‘pole’ para las estadísticas y que ordenará la formación de salida de la carrera del domingo. Que, en el caso de Shanghái, está prevista a un total de 56 vueltas, para completar un total de 305,2 kilómetros.

El sprint sigue repartiendo puntos extra, entre los primeros ocho clasificados: ocho se lleva el ganador; siete el segundo, seis el tercero; y así, sucesivamente, hasta el octavo, que suma uno.

En Shanghái se rodará con neumáticos de la gama de compuestos intermedia, es decir: los C2 (duros, reconocibles por la raya blanca), los C3 (medios, raya amarilla) y los C4 (blandos, roja).

Loading

Compartir Este Artículo