Ad image

Sabalenka, Swiatek y la mejor final posible

Agencia EFE
4 Min Read
Agencia EFE

Una épica remontada, con todo perdido y frente una adversaria inspirada, infranqueable, llevó a la bielorrusa Aryna Sabalenka, vigente campeona del WTA 1000 de Madrid, a su tercera final, la segunda seguida, ante la número uno del mundo, la polaca Iga Swiatek que previamente se deshizo, con autoridad, de la estadounidense Madison Keys por 6-1 y 6-3.

Sabalenka, segunda del mundo, ganó a la kazaja Elena Rybakina por 1-6, 7-5 y 7-6 (5) después de casi dos horas y media y reeditará la puja por el título del 2023, cuando ganó a Swiatek.

Mientras el cuadro masculino ha perdido tramo a tramo a varios de sus principales referentes y aspirantes del circuito ATP, el torneo de mujeres dispondrá, el sábado, de la mejor final posible. Las dos raquetas referentes del tour WTA estarán cara a cara. Tal y como ocurrió el pasado curso. Aire de revancha en la puja por el título.

Sabalenka, que aspira este curso a su tercera corona en Madrid e igualar así a la checa Petra Kvitova, la única con tres triunfos en el torneo, impuso su ley ante el entusiasmo y el furibundo arranque de Rybakina. La kazaja de origen ruso que se plantó en un momento impecable en la Caja Mágica, dominó con una autoridad apabullante durante set y medio. 

Rybakina afrontó la semifinal alentada por sus ocho victorias seguidas en tierra que la habían proporcionado antes de llegar a Madrid el éxito en Stuttgart, en su primer evento del año en arcilla. 

La jugadora con más victorias del circuito WTA, veintinueve, en este 2024, con éxitos, además, en Abu Dabi y Brisbane, donde ganó, precisamente a Sabalenka en el último cara a cara registrado entre ambas arrolló a la bielorrusa que no supo cómo responder al empuje de su rival. En un momento, Rybakina ganó el primer set por 6-1 y mantenía un rumbo similar en el segundo.

Intratable en el saque, la vencedora del Abierto de Australia no encontraba respuesta ante tal vendaval. Se ha abonado al sufrimiento la jugadora de Minsk que necesitó tres sets en todos sus encuentros de la Caja Mágica, ante la polaca Magda Linette, la estadounidense Robin Montgomery o la norteamericana Danielle Collins. Solo en el de cuartos, ante la rusa Mirra Andreeva, pudo solventar el choque en dos mangas.

Fue en el séptimo juego del segundo parcial, cuando Rybakina sacaba para situarse con 5-3 y ponerse a un juego del triunfo, cuando Sabalenka logró break por primera vez. Empató a cuatro. Rybakina, con 5-4 sacó para ganar el partido. Pero la bielorrusa emergió como campeona,  rompió, ganó tres juegos seguidos y se apuntó el parcial.

El tercero, decisivo, fue un pulso entre dos jugadoras ávidas del éxito en Madrid. Nadie cedió su saque y solo el tie break decidió. Estuvo más firme y mejor físicamente Sabalenka ante una rival que jamás se rindió.

Sabalenka, con catorce títulos a sus espaldas, dos Abiertos de Australia y finalista del Abierto de Estados Unidos en el 2023, se instaló en la tercera final en Madrid. La primera, en el 2021 se impuso a la australiana Ashleigh Barty, la más reciente, la del año pasado, a la polaca Iga Swiatek, en tres mangas.

Tras la sexta victoria en nueve duelos ante Rybakina, Sabalenka defiende la corona ante la número uno del mundo. La final se repetirá e Iga Swiatek tendrá oportunidad de sellar su revancha. Venció con autoridad a Madison Keys por 6-1 y 6-3.

Loading

Share This Article