Ad image

La política siempre estará por debajo de lo económico

Mtro. Martín Peralta Hermosillo
5 Min de Lectura

PUNTO DE VISTA

Pensaba dedicar mis líneas al grupo GPI, sin embargo, basta y sobra decir que no están arropando al Gobernador del Estado, ya que dicho grupo sin nombramiento o pronunciamiento alguno, ya hacía lo que les decían en el Congreso. 

¿Para qué el dirigente estatal de Morena, hace un acto público para evidenciar lo obvio?, por el contrario esta mala decisión puede provocar fracturas al interior. 

¿Para qué tener en las filas de un partido que arrasó, a personajes que se beneficiaron millonariamente del Inhife y de la secretaría particular del ex gobernador?, (Valera y Enciso). Ellos, junto con ellas, en pocos meses irán tras la pelota del amo en turno. No había necesidad.

Ahora sí a lo importante: emerge realmente el poder fáctico del que nadie habla, pero el más importante del país, el económico. 

Después del domingo todo eran celebraciones para el partido en el poder, sin duda puso un golpe de mando frente a los demás partidos políticos, ni qué decir la humillación propiciada a la candidata Gálvez. Todo iba bien hasta que salió Obrador, el Presidente que sin rival, tiene a él mismo como su peor enemigo.

Con base al valor del mexicano y aún con el confeti, dijo que ahora van porque van todas las reformas y antes de que él salga. De inmediato hubo respuesta, a ningún inversionista le conviene un país donde no hay contrapesos, y mucho menos que al no existirlos sea el propio Ejecutivo quien maneje al Judicial. Claramente y tan solo con amagos pusieron a temblar al peso, hoy está donde siempre se encontró, 18.67 frente al dólar.

Son claros los ejemplos. Ya por parte del Ejecutivo no respetan al Judicial, no se obedecen las suspensiones definitivas dictadas por jueces de distrito. El cristal que ven los del dinero es clarito, ni entre ellos se obedecen, pasan de largo su constitución y las leyes que emanan. ¿Quién los respetará a ellos?, ¿quién les dará garantías ante un Poder Judicial emanado de Morena?

Durante todos estos años los que mueven los mercados en México, no se pronunciaron sobre lo que se hace con el dinero que pagan por concepto de impuestos: si lo regalaba el Ejecutivo a través de becas o ayudas para este grupo estaba bien. 

Cuestión diferente cuando por conducto de reformas que pasarían sin quitarle una coma, se extingue el estado de derecho y la seguridad jurídica. Esta parte es esencial para todos los que invierten o desean invertir en el país, y al no existir certeza de que ante una posible expropiación, los tribunales jurisdiccionales no se pronuncien o avalen decretazos, el peso se debilitó en horas.

La presidenta electa tuvo que recomponer el camino, ratificando al Secretario de Hacienda y Crédito Público y meterle freno a las iniciativas, advirtiendo consultas públicas por lo que respecta al Poder Judicial.

De entrada le puedo asegurar que no van a pasar reformas a dicho poder, al menos no en su esencia, que este año ni siquiera se estudiarán. Es cierto que el gobierno federal puede hacer con los impuestos de los mexicanos lo que se les antoje, pueden también adjudicar directamente todas las obras del gobierno, pero cuando se meten con un poder tan importante como el Judicial, el perjudicado principal son los mercados y aquí sí que hay respuesta.

Esto fue solo un amago, si se traducen en realidad las reformas, con la mano en la cintura habrá fuga de capitales, y si cree que se detendrán los del dinero por su infraestructura, poco les importa; además de que la mayoría está hipotecado y al único que dejarán con deuda que cobrar es a los banqueros.

Relativamente fácil es dirigirse diario por conducto de las mañaneras a quienes de él dependen; otra cosa, muy diferente, es jugar con el único poder que representa el orden jurídico y la constitucionalidad.

Ahí el diálogo cambia por completo de nivel, las cosas se vuelven y se ponen serias.

Loading

Compartir esta nota