Ad image

Hermanos argentinos

Jorge Carrasco
2 Min Read
xr:d:DAEWmmabblg:571,j:3247519731136834902,t:24041005

CINE DE MAÑANA

En esta ocasión vamos a hablar de  “Tres hermanos” de Francisco J. Paparella, una película argentina que nos presenta un retrato desolado sobre las familias argentinas en constante crisis y sin perspectivas de mejora.

La penúltima cinta de la LXXV Muestra Internacional de Cine es la producción argentina “Tres hermanos” de Francisco J. Paparella.

El guion del propio realizador narra la historia de tres hermanos que parecen unidos solamente por su situación y no por lazos consanguíneos.

El mayor (Andy Gorostiaga) ha abandonado la Patagonia para enlistarse como marinero, pero al quedarse sin trabajo, debe regresar al negocio familiar, un aserradero clandestino que administra otro de los hermanos (Emanu Elish), al que se le detecta cáncer testicular.

El más pequeño, fanático del jiu jitsu y la batería no parece importarle nada más.

Sus padres, lo único que los unía, hace mucho tiempo que desaparecieron, y aunque comparten la cacería, resultan bastante distantes, aunque habiten el mismo techo. 

El director de “Zanjas” nos presenta este retrato desolado sobre las familias argentinas en constante crisis y sin perspectivas de mejora, con una buena fotografía de Roman Kasseroller y una banda sonora de grupos metaleros argentinos. 

“Tres hermanos” ganó en el Festival de Mar del Plata el premio especial del Jurado y es una buena muestra del cine argentino sin muchos recursos, que dejaremos de ver gracias a las políticas de Milei.   

Dato: “Tres hermanos” ganó en el Festival de Mar del Plata el premio especial del Jurado y es una buena muestra del cine argentino sin muchos recursos

Loading

Share This Article