Ad image

EL RÍDICULO DE LOS SUPUESTOS GRANDES DE LA CONCACAF

Agencia EFE
2 Min de Lectura
Agencia EFE

La fase de grupos de la Copa América llegó ayer a su fin con una sentencia que pocos imaginaban en la Concacaf: Panamá y Canadá, que comenzaron sus grupos lejos de ser favoritos para avanzar, están en cuartos, mientras que los dos ‘grandes’ de Norteamérica, México y Estados Unidos, ya dijeron adiós.

Canadá dio la campanada el sábado al pasar como segundo el grupo A, detrás de Argentina, pero por delante de selecciones a priori más competitivas como Chile y Perú; Panamá doblegó al anfitrión Estados Unidos y rubricó ante Bolivia un brillante pase de ronda como segundo del grupo C, detrás de Uruguay.

Estados Unidos se despidió de forma muy gris de su Copa América, tras sumar apenas tres puntos (contra Bolivia) en tres partidos; México murió en la orilla de su grupo, eso sí, muy exigente con Venezuela, Ecuador y Jamaica.

A falta de dos años para el Mundial de Estados Unidos, Canadá y México, la Concacaf vive un momento de revolución en sus equilibrios.

“Creo que las dos selecciones hemos progresado mucho. En los años anteriores hemos venido haciendo las cosas bien tanto nosotros como ellos, y creo que eso es el reflejo de hoy”, aseguró el panameño Eduardo Guerrero en la zona mixta posterior al triunfo de Panamá contra Bolivia, al referirse a su selección y a la de Canadá.

Compartir esta nota