Ad image

El Arsenal de Arteta busca la reválida ante un Bayern que se agarra a Europa

Agencia EFE
6 Min Read
Agencia EFE

 El español Miker Arteta, entrenador de un Arsenal que ya sabe lo que es disputar una final de Liga de Campeones, busca meterse por vez primera como técnico principal en unas semifinales de la máxima competición europea a costa de un Bayer Münich dubitativo, con la liga doméstica perdida y que ve Europa como su última tabla de salvación a una negativa temporada. 

La ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones, en terreno londinense, ve a dos equipos con trayectorias bien dispares en un respectivo campeonato nacional: un Arsenal, en sus primeros cuartos de final en catorce años, en plena pelea por la Premier League; un Bayern a dieciséis puntos del líder casero, el Bayer Leverkusen de Xabi Alonso, y que llega tras sufrir dos derrotas seguidas. 

Así, los ‘Gunners’ son líderes de la Premier, empatados a puntos con el Manchester City, y están a siete jornadas de poder ganar su primer título liguero en veinte años. 

En Europa, un viejo conocido viene a verles, el siempre temido en Londres Bayern de Múnich. De las quince veces que se han visto las caras en Champions, los alemanes han ganado siete veces, sacado dos empates y perdido apenas tres veces. Los bávaros, además, les eliminaron en 2005, 2013, 2014 y 2017. 

Esta es una oportunidad histórica para los de Mikel Arteta de estar en unas semifinales de ‘Champions’ por primera vez desde 2009, ya que el Bayern está en horas bajas, por mucho que cuente con la ventaja del Allianz para la vuelta, y porque es el mejor Arsenal en una década. Eso sí, ya saben lo que es jugar la final de la máxima competición, pues en la 2005-06 cayeron en ella ante el Barcelona.

Ahora, es el equipo más goleador y el menos goleado en Premier, no han recibido un solo gol en ‘Champions’ en el Emirates Stadium, donde suman pleno de triunfos, cuatro partidos, cuatro victorias; y, además, tienen a la fortuna de su lado y al uno de los mejores porteros españoles (David Raya), como demostró la tanda de penaltis contra el Oporto en octavos. 

Con Bukayo Saka en plena lucha con Cole Palmer y Phil Foden por ser el mejor talento inglés de la temporada, con Martin Odegaard en función de capitán y estrella, con la mejor pareja de centrales de Inglaterra, Gabriel y Saliba, y con un conjunto en el que prima el grupo por encima de la individualidad, -siete jugadores llevan cinco goles o más-, por primera vez no es una locura decir que el Arsenal es favorito para eliminar al Bayern. 

Sin bajas reseñables, Arteta podrá poner este martes su once de gala. 

El Bayern llega al duelo contra el Arsenal en uno de los momentos más críticos de su historia reciente con la Bundesliga ya perdida -salvo un improbable y casi imposible milagro en la recta final de la temporada- y en horas bajas tras dos derrotas consecutivas en los dos últimos partidos.

A los bávaros en esta temporada lo único que les queda es llegar lo más lejos posible en la Liga de Campeones lo que pasa por eliminar al Arsenal para lo que se necesita una clara mejora con respecto a los últimos compromisos.

“Tenemos que aprovechar la situación para dar una sorpresa ante el Arsenal. No es el momento de rendirse”, escribió Thomas Müller en su cuenta de Instagram.

El Bayern llegó en una situación parecida en octavos de final ante el Lazio y logró enderezar las situación en el partido de vuelta. Sin embargo, desde entonces la química en el vestuario parece haberse descompuesto aún más que entonces y las relaciones entre el entrenador Thomas Tuchel -cuya salida ya está sellada al final de la temporada- y el equipo no son buenas.

Incluso hay un debate en el aire en torno a la posibilidad de que Tuchel no termine la temporada y se han barajado los nombres de Miroslav Klose y Hermann Gerland como posibles entrenadores interinos.

Tuchel, antes de las dos últimas derrotas en la Bundesliga, 0-2 ante el Borussia Dortmund y 3-2 ante el Heidenheim tras haber estado dos goles por delante en el marcador, parecía haber conseguido darle al equipo cierta estabilidad, pero se ha roto otra vez.

La baja de Aleksander Pavlovic, por una infección en las amígdalas, para haberle quitado solidez al centro del campo. Tras la derrota ante el Dortmund Tuchel quiso hacer cambios y reemplazó a la pareja de centrales formada por Erich Dier y Mathjis de Light, que parecía inamovible, por Dayot Upamecano y Mnjae Kim lo que estuvo lejos de dar el resultado esperado.

En lo personal Leroy Sané, que fue baja el sábado, parece en condiciones de volver al equipo, y Kingsley Coman ya lo ha hecho al igual que Serge Gnabry. Eso podría permitirle a Jamal Musiala a volver a jugar por el centro y podría significar que Müller fuera relegado al banquillo.

El meta Manuel Neuer, baja ante el Dortmund y el Heidenheim por una lesión muscular, podrá volver a la portería, salvo contratiempos de última hora. 

Loading

Share This Article