Ad image

Amores tóxicos

Oscar Raúl Pérez Cabrera
2 Min de Lectura
Ilustrativa

PEDAZOS DE VIDA

I

El día que me vaya, sabrás que me he ido, porque el frío que sentirá tu cuerpo no será el mismo que momentáneamente ha sentido cada vez que nos hemos dicho adiós; cada una de esas veces en que en nuestras miradas se dibujaba el deseo de regresar, incluso sin habernos ido… El día que me vaya te irás tú conmigo

II

23:55 

Entonces ya no me vas a hablar…

23:56 

Conste, eh! Ya nada más no quiero que me mandes mensajes ni que mandes a tu sobrino a buscarme con el pretexto de verme. 

23:57 

Ya voy a tomar el taxi, dime y me regreso, vamos a platicar. 

00:20

Ya voy para mi casa, ni modo, no quisiste hablar, luego no digas que fue mi culpa, yo quise que arregláramos esto. 

01:50 

Chingas a tu madre, culos en todas partes hay. Voy a ir al putero ahorita…

02:10

-Mensaje borrado-

03:30 

Ya en serio, respóndeme, contéstame nada más para despedirnos. 

-Visto- 

17:00 

Gracias amor por esta oportunidad, en verdad que no te voy a fallar, te amo con todo mi ser, paso por ti en un rato. 

III

Él estaba enamorado de mí, muy enamorado, pero no quería aceptarlo, le daba por mí, enfermedad. Pero en la noche cuando soñaba con él, me decía lo mucho que me amaba y hasta salíamos al parque e intentaba besarme. 

Me cansé un poco. Sí, eso fue, a mí nunca me han gustado los tibios, eres o no eres y punto. Por eso lo maté.

Loading

Compartir esta nota