El ministro de Hacienda en Colombia, Mauricio Hernández viajó la semana pasada a Washington a la Asamblea del Fondo Monetario Internacional (FMI), pero con una prioridad sorprendente

  • Caracas deja de pagar a varias instituciones internacionales y su producción petrolífera se hunde

El ministro de Hacienda en Colombia, Mauricio Hernández viajó la semana pasada a Washington a la Asamblea del Fondo Monetario Internacional (FMI), pero con una prioridad sorprendente que no tenía nada que ver con esa institución: examinar de primera mano los impagos de Venezuela a las instituciones multilaterales de lucha contra la pobreza en la región.

Esos impagos son importantes. Porque al último acreedor al que debe dejar de pagar un país es a los organismos multilaterales. Cuando eso sucede, la nación en cuestión está dando a entender que ya no le queda dinero absolutamente para nada, porque esos organismos mantienen sus créditos en circunstancias en las que el sector privado nunca lo haría.

Son, verdaderamente, los prestamistas de última instancia. Así que podríamos estar ante el primer síntoma de que "llega un momento en el que la economía colapsa, que es lo que estamos viendo que está ocurriendo en este momento", según declaraba Cárdenas en una entrevista el miércoles pasado.

Una oleada de rumores sobre la presunta creación de una partida presupuestaria de 200 millones de dólares para una eventual operación de ayuda humanitaria por parte de EU ante la eventualidad de que la economía venezolana se desintegre no ha contribuido a tranquilar los ánimos.

El Financial Times publicó el lunes que el FMI está preparándose para un eventual rescate de la economía en Venezuela que requeriría 30 mil millones de dólares al año en ayuda internacional.

Como explica Cárdenas, "vinimos a Washington precisamente a enterarnos de primera mano qué está pasando en esos frentes, porque ya son efectos que tienen consecuencias sobre otros países, porque todos somos socios de estas entidades, tanto el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) como la Corporación Andina de Fomento (CAF)".

El BID es la mayor agencia de lucha contra la pobreza en Latinoamérica, y está formado por 48 países, entre ellos España. La CAF es una organización más pequeña, con 18 países miembros.

Cárdenas cree que el Gobierno de Nicolás Maduro "está enfrentando un dilema muy difícil: si pagar la deuda o recortar aún más las importaciones de alimentos".

Pero no es solo un problema para Venezuela, sino para toda América Latina. Como explica Hernández, "la situación en Venezuela no solo nos preocupa por la solidaridad que tenemos con los venezolanos, sino también por las repercusiones que tendría sobre estos mecanismos de crédito".

Si la CAF o el BID sufren impagos -sobre todo la primera, que es más pequeña- su liquidez podría verse afectada. Eso, a su vez, haría que tuvieran que limitar los créditos que conceden a otros países para combatir la pobreza y, en el peor de los escenarios, a obligar a los miembros a poner más dinero para equilibrar el balance.

Es algo en lo que Hernández prefiere quedarse al margen con un "no me atrevería a especular sobre eso, pero sí es una situación que tiene consecuencias en instituciones donde Venezuela tiene una participación importante en su cartera [de créditos] y donde es socia".

El bajo precio del petróleo ha pulverizado a la economía venezolana, adicta a la exportación de crudo. Arabia Saudí y Rusia han tratado de coordinar sus políticas en las últimas semanas, y la caída de la producción de crudo no convencional en EU -precisamente debido a los bajos precios promovidos por Riad- han llevado el precio del barril cerca de los 60 dólares.

Otra cosa es que se mantenga ahí. Aparte, la industria petrolera venezolana está literalmente cerrando por derribo. El recuento de la empresa de servicios petroleros Baker Hughes, que a su vez pertenece al gigante industrial General Electric, mostraba la semana que en septiembre solo había 44 pozos operativos en Venezuela, la mitad que en 2013.

La producción de petróleo venezolana cayó por debajo de la barrera psicológica de los dos millones de barriles diarios en agosto, según la misma empresa. Eso es un 45% menos que hace 20 años.

Hasta ayer martes, la sexta ciudad de Siria era también la capital del Estado Islámico en ese país; a partir de ahora, con sus calles devastadas

Venezuela vivió el domingo la gran sorpresa electoral del año, sólo comparable con el triunfo de Donald Trump en Estados Unidos o del Brexit en Gran Bretaña durante 2016.

Martes, 17 Octubre 2017 09:14

“Pence quiere ahorcar homosexuales”

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, vuelve a estar envuelto en una polémica sobre la comunidad gay

El mundo de la tecnología vive un nuevo sobresalto

El camionero James Bradley, de 61 años, se declaró culpable el lunes por el fallecimiento de 10 inmigrantes indocumentados que viajaban en el llamado camión de la muerte

En el metro Polanco de la Ciudad de México, Daniela Durán sintió una mano recorrer su pubis hasta la parte inferior de sus glúteos.

  • Una movilización mundial. Hombres y mujeres de todo el planeta denunciaron el lunes en redes sociales haber sufrido abuso o acoso sexual.

    • Denuncian en la Red el acoso sexual; la viralidad del mensaje revela la envergadura del problema tras las acusaciones de abuso sexual contra Harvey Weinstein

    Una movilización mundial. Hombres y mujeres de todo el planeta denunciaron el lunes en redes sociales haber sufrido abuso o acoso sexual.

    Al menos 200.000 personas han compartido en menos de 24 horas el mensaje “Me Too” (Yo también), afirmando haber sido víctimas de acoso.

    La reacción llega tras días de denuncias de actrices contra Harvey Weinstein, el conocido productor de Hollywood, por décadas de acoso y abuso sexual.

    La campaña en las redes comenzó la noche del domingo cuando la actriz Alyssa Milano animó a sus más de tres millones de seguidores a que respondieran y compartieran el mensaje que le había enviado una amiga anónima.

    “Si todas las mujeres que han sido abusadas o acosadas sexualmente escribieran ‘Yo también’ en sus perfiles, quizás podamos transmitir la magnitud del problema”, solicitaba el texto.

    En cuestión de horas, los “Yo también” invadieron Facebook, Twitter y otros espacios online.

    Desde Lady Gaga hasta actores homosexuales, cientos de miles acudieron a sus perfiles online para relatar sus experiencias.

    Además del hashtag #MeToo, otras frases similares se viralizaron el lunes por Twitter. En Francia se viralizó la frase: “Delata a tu cerdo”.

    Pese a que es imposible saber si todas las personas que publicaron el mensaje han sido víctimas de acoso, la viralidad de la iniciativa online revela la envergadura del problema.

    Muchas personas, según sugirió la escritora Alexis Benveniste, pueden haber sido víctimas de tales comportamientos pero prefieren no divulgarlo.

    Cientos de miles de personas se suman al #MeToo para denunciar en la Red el acoso sexual El productor de Hollywood Harvey Weinstein, destituido tras las acusaciones de acoso sexual

    Poder, abusos o ¿chantaje?

    El hashtag ha provocado una discusión social entre periodistas, políticos y personas del mundo del entretenimiento sobre la cultura machista que continúa condicionando las relaciones entre géneros. Y ha reabierto el debate sobre la desigualdad y el acoso en EU.

    “Durante muchos años, las mujeres definían el acoso sexual que sufrían de esta manera: como algo de lo que no se hablaba, algo privado, algo de lo que estar avergonzadas de admitir [...] El poder de #MeToo extrae eso que las mujeres se habían callado y lo convierte en un movimiento”, reflexiona la periodista Sophie Gilbert en The Atlantic.

    En los últimos días, decenas de actrices famosas han reconocido públicamente ser víctimas de las acciones de Weinstein, una de las personas más influyentes del cine estadounidense. Entre ellas se encuentran intérpretes como Angelina Jolie, Gwyneth Paltrow o Cara Delevingne.

    Durante años, el productor presionó, obligó y chantajeó a empleadas de su empresa The Weinstein Company, de la que ya ha sido destituido, para que le hicieran favores sexuales. Weinstein llegó a acuerdos económicos con numerosas mujeres mientras que otras no denunciaron hasta ahora las agresiones por miedo a que eso frustrase sus carreras profesionales.

    El torbellino de acusaciones contra Weinstein se desencadenó tras la publicación hace dos semanas de una investigación del diario The New York Times revelando el patrón agresivo del productor desde hace años. Este lunes, The Weinstein Company anunció que está negociando su venta.

  • Al menos 27 personas han muerto y más de una veintena han resultado heridas en los incendios que afectan al centro y al norte de Portugal, confirmaron hoy fuentes de Protección Civil.

  • 40 independientes se inscribieron; otros 38 tienen 48 horas para contestar a algún requerimiento de la autoridad electoral
  • Muere Gonzalo Martínez Corbalán, quien era embajador de México en Chile, cuando el golpe de Estado de Augusto Pinochet en Chile; rescató a la familia de Allende tras el Golpe y estuvo a punto de sacar del país a Neruda
Lunes, 16 Octubre 2017 06:47

Gallego y catalán no logran entenderse

  • Rajoy pide a Puigdemont hable con claridad
  • Evo Morales, el líder indígena que gobierna Bolivia desde 2006, nunca arrojó la toalla sobre su reelección presidencial
  • Cuando perdió por un estrecho margen el referéndum celebrado en febrero de 2016, Evo anunció que volvería a la carga. Ahora, el gobernante Movimiento al Socialismo (MAS) acaba de presentar un recurso ante la justicia para que se revoque la prohibición de la Carta Magna a la reelección de los cargos públicos.
Lunes, 16 Octubre 2017 06:43

Dramático vuelco a la derecha en Austria

  • Victoria del conservador Kurz
  • A falta del voto por correo (comienzan hoy), los socialdemócratas quedan relegados al segundo puesto, muy cerca de los ultraderechistas
  • Revelaciones del canadiense Boyle; su mujer y sus tres hijos llegaron a Toronto días después de ser liberados en Pakistán tras cinco años cautivos
  • Esta extraña felicitación, viene, por supuesto de Israel; el primer ministro Netanyahu cree que el tratado es débil y pone en riesgo la estabilidad regional y especialmente al Estado hebreo
Sábado, 14 Octubre 2017 08:28

“Irán está cumpliendo”

  • La Unión Europea insta a mantener el pacto nuclear; avisa que el acuerdo no se puede renegociar y tratará de convencer al Congreso estadounidense
  • El ministro alemán de Asuntos Exteriores, Sigmar Gabriel advirtió sobre las consecuencias del mensaje «complejo y peligroso» enviado por Trump al país asiático
  • La ausencia de un acuerdo provocaría un escenario caótico y costaría a Reino Unido el 18% del PIB de la próxima década
  • Es el líder conservador austriaco: ambicioso y con una carrera meteórica a sus espaldas
  • Donaldo impone cambios drásticos al Obamacare; la Casa Blanca asegura que no tiene fondos para subsidios fundamentales para el funcionamiento de la ley sanitaria de Obama
  • Así lo asegura el representante de la empresa en Venezuela, Euzenando Azevedo, en un video que la fiscal general destituida, Luisa Ortega, hizo público
Viernes, 13 Octubre 2017 07:57

“Los príncipes” en su asalto al poder

  • Los nuevos 'príncipes' de la política mundial han escalado la cumbre imponiendo juventud y glamour como valores electorales; han hecho de su imagen una marca
  • Caitlin Coleman, su marido y sus tres hijos, nacidos en cautiverio, fueron liberados gracias a una operación entre el ejército de Pakistán y la inteligencia de EU
  • A una semana de los comicios legislativos en los que Kirchner intenta volver, la reunión empresarial “Idea” muestra el giro de Argentina
  • El primer ministro canadiense asegura que su país no va a levantarse de la mesa de diálogo pese al endurecimiento de la postura estadounidense
  • Israel se suma e inicia el proceso para retirarse de la agencia de las Naciones Unidas en pleno proceso de sucesión de la directora general
  • Uno de los politólogos más relevantes de México, repasa la actualidad del país a raíz de su libro 'Cartas a una joven desencantada con la democracia'
  • México aboga por no abandonar la mesa de diálogo del TLC, incluso si Washington endurece aún más su postura
  • HSBC rechazó abrir una cuenta a Marichuy Patricio, aspirante indígena a la Presidencia de México
  • Los investigadores cambian el recuento de los hechos. Dicen no saber qué llevó a Stephen Paddock a matar a 58 personas
  • Ahora amenaza con retirar la licencia a NBC tras disgustarle una información
  • El canal aseguró que el presidente pidió multiplicar por diez el arsenal nuclear de EU
  • Luis Videgaray, anuncia que México se incorporará como país acompañante a la mesa que ultiman ambas partes
  • Convierte su relación con El Chapo en una serie de Netflix; La actriz mexicana cuenta su versión sobre el famoso encuentro con el capo y Sean Penn

Sean Penn lo hizo primero. Pocas horas después de conocer la noticia de que el narco más poderoso del mundo había caído por tercera vez, el actor y director de Hollywood se frotaba las manos.

Penn publicó ese día un artículo que desvelaba uno de los aspectos más increíbles de todos los que rodearon la detención de Joaquín El Chapo Guzmán: en plena fuga, con el Ejército mexicano y la DEA pisándole los talones, el capo se había tomado el tiempo de reunirse con él y Kate del Castillo para negociar una película sobre su vida. Y aunque ella —clave en aquel encuentro—dijo sentirse "traicionada" por el texto de Penn, casi dos años después ha conseguido transformar aquella relación en una de las apuestas más fuertes de Netflix para este octubre de 2017.

"Mi única protección es esta cámara", confiesa enigmática Del Castillo en un breve avance de la serie documental de tres capítulos que se estrenará el próximo 20 de octubre. En ella promete contar su versión de lo que pasó aquel 2 de octubre de 2015, pero también de todo lo que se vino gestando durante tres años antes.

Una relación de confianza con el criminal en la cárcel, primero, y con un capo a la fuga, después, que le costaría la persecución de la Justicia mexicana hasta tal punto de no poder regresar a su país todavía. La Fiscalía le abrió varias investigaciones a Kate relacionadas con un posible delito de lavado de dinero proveniente del Cartel de Sinaloa, bien a través de una inversión en su marca de tequila o por las ganancias de la producción de la película autobiográfica. Y esa batalla legal aún no ha concluido.

Todo comenzó con un tuit. En enero de 2012, en plena guerra contra el narco. Del Castillo afirmó públicamente que confiaba más en El Chapo que en el Gobierno. "No sería maravilloso que usted empezase a traficar con amor", se preguntaba en un tono extrañamente ingenuo. Y las palabras no cayeron en saco roto. Mientras medio México se volcó contra ella, el aludido le enviaba flores desde la prisión de máxima seguridad de El Altiplano.

Y así arrancó una relación enredada entre correos encriptados y cartas manuscritas, que proseguiría después de fugarse a través de un túnel de aquella prisión y duraría hasta poco antes de la captura del narco, la tercera y hasta ahora definitiva. Pero antes de aquello, mientras estaba escondido en las montañas de Durango, decidió dar un paso adelante: encontrarse con la actriz que encarnó a La Reina del Sur.

El hombre más buscado del planeta estaba dispuesto a abrirle las puertas de su casa. Los emails que se enviaban fueron leídos por las fuerzas de seguridad mexicanas. En los correos, él la llamaba Hermosa y Dama.

— Amiga, si tú traes vino, yo lo tomaré. No soy tomador, pero como va a ser tu presencia algo hermoso, tengo muchas ganas de conocerte. Y llegar a ser buenos amigos. Eres lo mejor de este mundo. Ten fe que estarás a gusto. Te cuidaré más que a mis ojos.

— Te confieso que me siento protegida por primera vez. Ya sabrás mi historia cuando tengamos tiempo de platicar, pero por alguna razón me siento segura y sé que sabes quién soy, no como actriz o persona pública, sino como mujer. Llevaré mi tequila para compartirlo contigo, porque es un sueño que ya me tocaba cumplir.

"Sentía que tenía en mis manos algo que nadie más tenía", revela Kate sobre aquellas conversaciones en el avance de la nueva serie presentado este martes. "Iba asustadísima", añade sobre el momento previo al encuentro.

Cuando conocí al Chapo: La historia de Kate del Castillo será la versión definitiva de la actriz contada en tres partes, con información exclusiva y material nunca visto. Está dirigida por Carlos Armella —director de algunos episodios de Club de Cuervos— y producida por David Broome, Yong Yam y la propia Kate del Castillo a través de la productora que lleva su nombre.

  • Piden bloquear el presupuesto de EU para lograrlo; indignación por el plan de Trump para los jóvenes inmigrantes
  • Dinamita la posibilidad de un presupuesto de la eurozona para combatir las crisis
  • Huelgas y manifestaciones de los empleados públicos en varias ciudades francesas para protestar contra la "pérdida de poder adquisitivo"
  • Las constantes amenazas de Corea del Norte han aumentado la presión para que el país se dote de un verdadero cuerpo militar
  • El IOR, en el ojo del huracán por las finanzas vaticanas, denunciará en Malta una operación que afectó a una inversión de 17 millones de euros
  • La decisión de Washington responde a la detención, la semana pasada, de un empleado del consulado estadounidense en Estambul acusado de espionaje
  • El galardón de Ciencias Económicas le ha sido otorgado por su contribución a la economía del comportamiento
  • Jugadores de los 49's hincaron la rodilla al sonar el himno, una señal de denuncia de la persistente discriminación de los afroamericanos en EU
Lunes, 09 Octubre 2017 08:44

¡Condiciona Trump… Dreamers por muro!

  • Pide fondos para el muro con México a cambio de un acuerdo sobre los ‘dreamers’; También pide endurecer medidas contra el ingreso a EU de niños no acompañados y la presencia de más funcionarios de inmigración

Trump reclamó el domingo fondos para financiar el muro en la frontera con México y agilizar la expulsión de los menores no acompañados, como parte de cualquier acuerdo para proteger a los dreamers, los 800.000 jóvenes indocumentados que llegaron a EU siendo menores y que podían hasta ahora residir y trabajar legalmente durante dos años. La petición de Trump también recoge contratar a más agentes fronterizos y limitar la concesión de visados.

La propuesta incluye medidas contra el ingreso de menores no acompañados a Estados Unidos, que principalmente provienen de América Central. El plan ha sido presentado a los líderes del Congreso este domingo por la noche y ha sido rechazado por los demócratas, que buscan una solución legislativa para el programa la Acción Diferida para Llegadas Infantiles (DACA, por sus siglas en inglés) al que Trump dio carpetazo el mes pasado.

La lista de medidas incluye una petición de fondos para contratar 370 jueces de inmigración adicionales; 1.000 abogados para el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés); 300 fiscales federales y 10.000 agentes adicionales del ICE para poner en vigor las leyes de inmigración.

La propuesta de Trump también contempla, aunque sin dar cifras, limitar los permisos de residencia o green cards para cónyuges e hijos menores de edad de aquellos que ya viven en EE UU, así como crear un sistema de puntos para obtener esas tarjetas. En agosto pasado, Trump ya respaldó un proyecto de ley que pretende reducir a la mitad la entrada de inmigrantes legales a EE UU a lo largo de la próxima década a través de la reducción en la concesión de permisos de residencia.

"El presidente ha dejado claro que quiere que el Congreso actúe y apruebe una reforma de inmigración responsable en conjunto con cualquier legislación relacionada al DACA", ha dicho la portavoz de la Casa Blanca Lindsay Walters. La Administración Trump quiere que la lista oriente la reforma de inmigración en el Congreso y acompañe un proyecto para reemplazar al DACA, un programa de la era del expresidente Barack Obama que protegió a casi 800.000 inmigrantes de la deportación y también les permitió conseguir permisos de trabajo.

"La administración no puede ser seria sobre un compromiso o ayuda a los dreamers si empieza con una lista que es un anatema para ellos, para la comunidad de inmigración y para la mayoría de los estadounidenses", han valorado la líder demócrata en el Congreso, Nancy Pelosi, y su homólogo en el Senado, Chuck Schumer. "La lista incluye el muro, que fue descartado explícitamente de las negociaciones. Si el presidente iba en serio con la protección de los dreamers, sus funcionarios no hicieron un esfuerzo de buena fe", han recalcado.

Pelosi y Schumer aseguraron a mediados de septiembre haber alcanzado un acuerdo con Trump para extender las protecciones a los dreamers y concluir un paquete de seguridad fronteriza que no incluye el muro en la frontera con México propuesto por el mandatario. "Hemos acordado convertir en ley las protecciones del DACA y trabajar en un paquete de seguridad fronteriza, excluyendo el muro, que es aceptable para ambas partes", dijeron en su comunicado.

La Casa Blanca fue más moderada en su comunicado, en el que menciona el DACA como uno de muchos asuntos que han sido tratados, incluidos una reforma impositiva y la infraestructura. En este sentido, la secretaria de prensa de la Presidencia, Sarah Huckabee Sanders, manifestó que "si bien el DACA y la seguridad fronteriza han sido discutidos, excluir el muro no es algo que se haya acordado". En respuesta, el portavoz de Schumer, Matt House, respondió a Huckabee Sanders a través de Twitter: "El presidente ha dejado claro que seguirá impulsando el muro, solo que no como parte de este acuerdo".

  • 19 artistas llenan el Zócalo de la Ciudad de México en un concierto por los damnificados por los terremotos

Habían pasado poco más de dos horas de música grupera, rock y pop. Pero fue el silencio lo que hizo erizar la piel de cientos de miles de personas reunidas en el Zócalo de la Ciudad de México.

Todos callaron poco antes de las ocho de la noche en memoria de las más de 460 personas fallecidas tras los seísmos del 7 y 19 de septiembre.

Un soldado sopló un toque fúnebre de trompeta con marinos, bomberos, rescatistas de la Cruz Roja y ciudadanos sobre el escenario.

Tras el minuto de silencio, la audiencia cantó la única melodía cuya letra tenían todos en la cabeza: el himno nacional.

La primera canción del concierto Estamos Unidos Mexicanos fue Que no quede huella, de Bronco. La última, la cumbia 17 años de Los Ángeles Azules. 19 artistas cantaron durante más de seis horas, de cinco de la tarde a once de la noche, en un evento para sanar las heridas abiertas por la tragedia reciente. La Ciudad de México pudo al fin romper el silencio impuesto por un duelo que ha durado semanas y que ha apagado su vibrante vida nocturna.

"Frente al rugir de la tierra respondimos con amor propio, con amor al prójimo, con amor por lo que somos y volveremos a ser", dijo Diego Luna, el encargado de abrir el concierto.

“Necesitamos elegir a gente digna del país que tenemos. Hay que votar por gente decente. Julieta Venegas” (cantante)

Pero la unidad que presumían y apelaban todos y cada uno de los artistas que pisaron el escenario fue difícil de conseguir. La organización discutió a lo largo de varios días los detalles que formaron parte de este evento multitudinario. Se debatieron y negociaron las asociaciones que recibirían donativos y que serían promovidas durante el concierto: Cruz Roja, Ambulante Fundación Comunidad, Fechac, Cadena México, Love Army México, Fundación León XIII, The Global Giving Foundation, entre muchas otras. Muchos exigieron que no hubiera conductor ni mensajes comerciales. No hubo voceros de Gobiernos ni de marcas. El llamado a aportar donativos fue realizado exclusivamente por los artistas. “No dejemos de donar hasta que la última persona recupere su casa”, dijo el colombiano Juanes.

Esto no quiere decir que a la velada le haya faltado voltaje político. “Hay que votar por mejores gobernantes. México despertó y no se va a volver a dormir”, dijo la mexicana Carla Morrison. Poco antes había sido otra mujer la que aprovecho la plaza pública más famosa de México para lanzar un mensaje similar. “Hay que reconstruir nuestra autoestima. Lo que nos toca ver es la unión y volcarla, hay que fijarla en los gobernantes y como se desparecen en los momentos de crisis. Necesitamos elegir a gente digna del país que tenemos. Hay que votar por gente decente, por favor”, pidió la también norteña Julieta Venegas. La chilena Mon Laferte siguió la misma línea: “Señores gobernantes, deberían estar a la altura del pueblo que tienen”. Después, un coro de decenas de miles cantó con ella Tu falta de querer.

“Este es un evento diferente para que la gente sepa que México es un pueblo fuerte con un corazón de oro”, dijo el puertorriqueño Chayanne, quien también dedicó un momento para recordar a los damnificados que dejó el paso del huracán María en la isla.

La noche dejó en la mente de 170.000 capitalinos una noche ecléctica. En dos escenarios concurrían estilos y géneros. De la ensayada coreografía de Chayanne hasta el número de mariachis de Enrique Bunbury, que improvisó canciones vernáculas con la agrupación pues no pudo reunir a sus músicos. Entre ambos, Roger Waters, vocalista de Pink Floyd, envió desde Canadá una versión acústica de Wish you were here. Un extenso recordatorio de lo que la unidad en los mexicanos puede lograr. En palabras de Miguel Bosé: “Sois un ejemplo de lo que podemos llegar a ser”.

  • Félix Rodríguez, el agente de la CIA que participó en la captura de Guevara, afirma que EU lo quería vivo para interrogarlo. Él le comunicó que lo ejecutarían: "Mejor así", respondió el guerrillero

El agente cubano de la CIA que participó en la captura del Che Guevara en Bolivia, Félix Rodríguez, nos recibe a sus 76 años en su casa de Miami rodeado de recuerdos de su carrera de soldado de la Guerra Fría. Pistolas, puñales, granadas y fotografías suyas con presidentes de EE UU y espías que ya no existen.

La productora española Scenic Rights prepara un documental sobre su vida. Veterano de Vietnam e involucrado en la contrainsurgencia en Centroamérica, Rodríguez asegura que la CIA quería vivo al guerrillero para interrogarlo, pero el Gobierno de Bolivia ordenó su ejecución. "Traté de salvarlo sin éxito", afirma, aunque considera a Ernesto Guevara de la Serna "un asesino".

Al lado, en una mesilla, tiene una vieja pistola Star de fabricación española. "Cuidado si la coge, está cargada. Yo siempre tengo algo a mano, por si acaso", dice el hombre que aparece satisfecho a la derecha del Che en su última foto –astroso, en pie– antes de ser ejecutado por un sargento boliviano.

–Esta es la última imagen suya vivo.

–Sí –responde–. La última que se le tiró antes de morir.

–En La Higuera.

–Eso es. En La Higuera.

–¿Quién tomó la foto?

–Esa foto la tomo el piloto del helicóptero, el mayor boliviano Jaime Niño de Guzmán.

 La última fotografía del Che Guevara en Bolivia antes de su ejecución. A su derecha, el agente cubano de la CIA Félix Rodríguez.

La última fotografía del Che Guevara en Bolivia antes de su ejecución. A su derecha, el agente cubano de la CIA Félix Rodríguez. CORTESÍA FÉLIX RODRÍGUEZ

–¿Quién pide que se haga la foto y para qué?

Rodríguez necesita meterse en detalles para responder a esa pregunta. Regresar en su memoria a Bolivia en el año 1967 y contar aquello por lo menudo. "Déjame hacerte la historia", dice.

Durante 20 minutos, toma el hilo y lo extiende desde el momento en que lo avisan de la caída de Guevara hasta que una cámara retrata su última mirada.

El monólogo –abreviado– dice así:

"Nosotros recibimos la información de la captura del Che el domingo 8 de octubre por la mañana. Se había entrenado a un grupo de soldaditos jóvenes que hablaban el quechua, el aymara y el guaraní para que fueran adelante del batallón a buscar inteligencia e información en ropa de civil, porque así era más fácil hablar con el campesinado. Y esta gente en ropa de civil regresa el siete por la noche, sábado, y le da la información al capitán Gary Prado de que un campesino les había enseñado un área que se llamaba la Quebrada del Yuro donde estaban escondidos los guerrilleros; porque este campesino tenía una hortaliza cerquita de ahí y los vio.

Entonces, con esa información el capitán Gary Prado rodea la Quebrada del Yuro el siete por la noche. Y el domingo ocho de octubre empieza a avanzar por la mañana y ahí empieza el tiroteo. En esa operación el Che es herido en la pierna izquierda, un balazo entre la rodilla y el tobillo, pero nada de peligrosidad. Ahí mueren la mayor parte de los guerrilleros y mueren algunos soldados, y ahí es donde cae preso el Che Guevara, al que estaba intentando ayudar a salir Simeón Cuba Sarabia, que usaba el nombre de Willy, un guerrillero boliviano bajito, prietecito, con una barba enorme, una barba más tupida yo creo que la de los propios cubanos, y ese no tenía un rasguño. Con ese lo agarran. Y en el momento en que lo van a agarrar, me cuentan los soldaditos, el Che les dice: "No tiren que yo soy el Che. Yo les valgo más vivo que muerto". Y ahí se lo llevan y lo mandan para la escuelita de La Higuera y lo ubican a él –mirando la escuelita de frente– en el salón de la izquierda, y detrás de él, en el mismo cuartico, le ponen los cadáveres de dos cubanos.

 

De ahí entonces, ellos me mandan la información por la mañana en código, que decía: "Papá cansado", lo que significaba que el líder de la guerrilla estaba preso y vivo. Pero no sabíamos si "Papá" era el Che Guevara o si era el Inti Peredo, que era el líder de la guerrilla por la parte boliviana. Así que volamos al área de operaciones y ahí nos verificaron que "Papá cansado" era el Che Guevara.

El extranjero. No dijeron el Che, dijeron "el extranjero".

Esa noche tuvimos una recepción en un hotelito de Vallegrande, con velas porque no había electricidad, y yo saqué un par de botellas de scotch que había comprado hacía tiempo para un evento como este, para celebrar. Eso era el domingo por la noche, el día que cayó preso él.

Al día siguiente, nueve de octubre, lunes, a las siete de la mañana despegamos en un pequeño helicóptero pilotado por Niño de Guzmán. Aterrizamos al lado de la escuelita donde estaba el Che preso y estaban esperándonos todos los oficiales del batallón, entre ellos el teniente coronel Selich que tenía toda la documentación suya. El Che usaba una cartera de cuero como las que cargan las mujeres, ancha, color camello, y adentro tenía un libro grande que era un diario con los meses escritos en alemán, del año 67, pero claro, escrito por él en español. Tenía adentro una serie de fotografías de la familia, medicamentos para el asma, unos libritos para mensajes en clave numérica de una sola vía, que son imposibles de descifrar. Tenía unas libreticas negras de argollitas escritas a máquina de escribir y firmadas por un tal Ariel, que eran los mensajes que él recibía de Cuba. Aunque él no podía transmitirle a Cuba porque Cuba le dio a propósito un transmisor roto, porque a él lo mandan allá para que lo maten. Porque el Che era prochino y Cuba dependía de la URSS. O sea, los soviéticos no tenían ningún interés en que el Che Guevara triunfara en Bolivia. Lo dejaron solo, para que lo mataran ahí, definitivamente.

Así que entramos a la escuelita y en una habitación estaba el Che tirado en el suelo, amarrado de pies y manos abajo de una ventanita que había al lado de la puerta, y atrás los dos cadáveres. El único que habló fue el coronel Centeno Anaya. Le hacía preguntas pero el Che lo miraba y no contestaba nada. Ni le habló. Al punto de que el coronel le dijo: "Óigame, usted es un extranjero, usted ha invadido mi país. Lo menos que puede tener es la cortesía de contestar". Y nada.

Entonces de ahí yo le pido al coronel si me puede facilitar la documentación del Che para fotografiarla para mi gobierno y le da orden al teniente coronel Selich de que me la entregue. Se me entrega la cartera aquella de cuero y yo me voy a trabajar con la documentación a otro lugar. Iba fotografiando el diario y regresaba a hablar con el Che. Entraba y salía constantemente, desde la mañana hasta la una de la tarde. Estando en eso suena el teléfono y uno de los soldaditos me dice: "Mi capitán, una llamada". Voy hasta el teléfono y me dan "órdenes superiores: 500–600". Era un código muy sencillo que habíamos estipulado.

500 era el Che Guevara.

600 muerto.

700, manténgalo vivo.

Pido que me repitan. Me vuelven a confirmar.

"Órdenes del alto mando: 500–600".

Cuando Centeno Anaya viene lo llamo a parte y le digo: "Mi coronel, han llegado instrucciones de su gobierno de eliminar al prisionero. Las de mi gobierno son tratar de salvarle la vida y tenemos helicópteros y aviones para llevarlo a Panamá para un interrogatorio". Él responde: "Mira, Félix, son órdenes del señor presidente y señor comandante de las Fuerzas Armadas". Miró su reloj y me dijo: "Tienes hasta las dos de la tarde para interrogarlo. Y a las dos de la tarde lo puedes ajusticiar de la forma que tú quieras porque sabemos el daño que le ha hecho a tu patria. Pero yo quiero que a las dos de la tarde tú me traigas el cadáver del Che Guevara". Yo le respondí: "Mi coronel, he tratado de hacerle cambiar de idea, pero si no hay una contraorden le doy mi palabra de hombre que yo le llevo el cadáver del Che".

Más tarde, estando hablando yo con el Che, viene el piloto Niño de Guzmán con una cámara Pentax del jefe de Inteligencia. "Mi capitán, el mayor Saucedo quiere una foto con el prisionero". Yo miro al Che y le digo: "Comandante, ¿a usted le importa?". Y dijo: "No, a mí no". Entonces caminamos. Él caminaba con dificultad por el balazo en la pierna izquierda. Salimos de la escuelita y ahí fue cuando nos paramos a hacer la foto esta. Yo le doy mi propia cámara al piloto y le digo al Che: "Comandante, mire al pajarito". Empezó a reirse, porque es lo que decimos nosotros en Cuba a los niños.

"Niño, mira el pajarito".

Es más, yo pensé que él se estaba riendo en el momento en que se tiró la foto. Pero, obviamente, cambió para esta expresión de la cara que ves ahora. Yo vestía el uniforme de tropas especiales de EU, pero sin insignia ninguna. Yo ahí tenía 26 años. Él 39. Parecía un pordiosero. Las ropas estaban raídas, sucias, cochinas. No tenía botas, eran unos pedazos de cuero amarrados en los pies. El pelo mugreño. Realmente, a veces yo estaba hablando con él y no le prestaba atención a lo que me estaba diciendo, porque yo nunca lo había visto personalmente pero me acordaba de las imágenes del Che cuando visitaba Moscú, que estaba con los rusos, cuando visitaba Mao Zedong en Pekín. Aquel hombre arrogante, con aquellos abrigos del carajo. Y ver a este hombre ahora como un tipo que estaba pidiendo limosna. Daba pena".

–¿Cuál fue para usted el mayor defecto y la mayor virtud del Che?

–Virtud yo creo que no tenía ninguna. Lo que puedo decir es que el tipo era dedicado a sus ideales, que obviamente estaban equivocados y fueron un desastre total. Y que en los mismos entrenamientos me contó gente que entrenó con él que era muy persistente. Estaba cansado, muerto y trataba de seguir adelante. No se rendía. Pero, por otro lado, fue un asesino que disfrutaba matando gente y que estaba lleno de odio hacia el enemigo. Una persona que mandó fusilar a miles de cubanos.

–¿Su captura fue el mayor logro de su carrera?

–Uno de los principales, aunque es el que más ha salido a relucir.

–¿Hay alguna operación que le duela recordar?

–Posiblemente el episodio más duro fue precisamente cuando tuve que comunicar la orden, de parte del Gobierno boliviano, de que eliminaran al Che. Aunque también pensé en el desastre que causó en mi patria en su día que dejaran libre a Fidel Castro.

–¿Comunicó la orden delante de Guevara?

–No, a mí me la comunican y luego entro a la habitación, me paro delante de él y le digo: "Comandante, lo siento, es una orden superior". Y él entendió perfectamente lo que le estaba diciendo.

–¿Qué dijo?

–"Es mejor así. Yo nunca debí haber caído preso vivo". Entonces sacó la pipa y me dijo: "Yo quiero entregarle esta pipa a un soldadito boliviano que se portó bien conmigo". Me guardé la pipa y le pregunté: "¿Quiere algo para su familia?". Y él me respondió, diría que de forma sarcástica: "Bueno, si puedes dile a Fidel que prontó verá una revolución tiunfante en América". Yo lo interpreto como si le hubiera dicho a Fidel: "Me abandonaste, pero esto va a triunfar de todas maneras". Después cambió la expresión y me dijo: "Si puedes, dile a mi señora que se case otra vez y que trate de ser feliz". Esas fueron sus últimas palabras. Se acercó a mí, nos dimos la mano, nos dimos un abrazo, dio unos pasos atrás y se paró fijo pensando que era yo quien le iba a tirar.

–¿Qué pasó con la pipa?

–Mira, fue una de las cosas de las que sí me arrepiento. A la pipa yo le saqué la picadura y la guardé. Inclusive en la culata de una de las pistolas que uso tengo parte de la picadura de su última fumada, metida en un cristalito. Después vino el sargento Mario Terán diciendo: "¡Mi capitán, yo quiero la pipa! ¡Yo lo maté, yo me lo merezco!". Y yo, que por dentro no quería tener que cumplir con un deseo suyo sabiendo todo lo que le había hecho a mi patria, cogí la pipa y se la di al sargento: "Toma, para que te acuerdes de tu hazaña" [dice con tono de rechazo]. Cogió la pipa, bajó la cabeza y se fue.

–¿Qué fue lo que más le llamó la atención al ver al Che?

–Ver a un hombre tan destruido.

–¿Qué sintió mientras hablaba con él?

–En ese momento, honestamente, no tenía la percepción de lo que estaba ocurriendo, la magnitud que tenía esa operación. Para mí era una operación más. Para mí el Che Guevara no era la gran cosa, no era la figura que fabricó después Cuba.

–¿Le sorprendió algo de lo que le dijo?

–Cada vez que yo le hacía preguntas de interés táctico para nosotros me respondía: "Usted sabe que yo no le puedo contestar eso". Por otro lado, hubo un momento en que empezamos a hablar de la economía cubana, y él se puso a culpar de todo al embargo americano. Y yo le dije: "Comandante, usted fue presidente del Banco de la Nación y ni siquiera era economista". Entonces él me contesta: "¿Tú sabes cómo llegué a presidente del Banco?". Y me cuenta: "Un día entendí que Fidel estaba pidiendo un comunista dedicado y levanté la mano. Pero estaba pidiendo un economista dedicado".

–¿Presenció su ejecución?

–No. No tenía ningún interés en ver eso. Me fui para otro lugar y me senté en un banquito a unos cien metros a tomar notas. Oí una ráfaga corta e hice la anotación: una y quince de la tarde. La hora exacta en que fue ejecutado.

  • Félix Rodríguez, el agente de la CIA que participó en la captura de Guevara, afirma que EU lo quería vivo para interrogarlo. Él le comunicó que lo ejecutarían: "Mejor así", respondió el guerrillero

El agente cubano de la CIA que participó en la captura del Che Guevara en Bolivia, Félix Rodríguez, nos recibe a sus 76 años en su casa de Miami rodeado de recuerdos de su carrera de soldado de la Guerra Fría. Pistolas, puñales, granadas y fotografías suyas con presidentes de EE UU y espías que ya no existen.

La productora española Scenic Rights prepara un documental sobre su vida. Veterano de Vietnam e involucrado en la contrainsurgencia en Centroamérica, Rodríguez asegura que la CIA quería vivo al guerrillero para interrogarlo, pero el Gobierno de Bolivia ordenó su ejecución. "Traté de salvarlo sin éxito", afirma, aunque considera a Ernesto Guevara de la Serna "un asesino".

Al lado, en una mesilla, tiene una vieja pistola Star de fabricación española. "Cuidado si la coge, está cargada. Yo siempre tengo algo a mano, por si acaso", dice el hombre que aparece satisfecho a la derecha del Che en su última foto –astroso, en pie– antes de ser ejecutado por un sargento boliviano.

–Esta es la última imagen suya vivo.

–Sí –responde–. La última que se le tiró antes de morir.

–En La Higuera.

–Eso es. En La Higuera.

–¿Quién tomó la foto?

–Esa foto la tomo el piloto del helicóptero, el mayor boliviano Jaime Niño de Guzmán.

 La última fotografía del Che Guevara en Bolivia antes de su ejecución. A su derecha, el agente cubano de la CIA Félix Rodríguez.

La última fotografía del Che Guevara en Bolivia antes de su ejecución. A su derecha, el agente cubano de la CIA Félix Rodríguez. CORTESÍA FÉLIX RODRÍGUEZ

–¿Quién pide que se haga la foto y para qué?

Rodríguez necesita meterse en detalles para responder a esa pregunta. Regresar en su memoria a Bolivia en el año 1967 y contar aquello por lo menudo. "Déjame hacerte la historia", dice.

Durante 20 minutos, toma el hilo y lo extiende desde el momento en que lo avisan de la caída de Guevara hasta que una cámara retrata su última mirada.

El monólogo –abreviado– dice así:

"Nosotros recibimos la información de la captura del Che el domingo 8 de octubre por la mañana. Se había entrenado a un grupo de soldaditos jóvenes que hablaban el quechua, el aymara y el guaraní para que fueran adelante del batallón a buscar inteligencia e información en ropa de civil, porque así era más fácil hablar con el campesinado. Y esta gente en ropa de civil regresa el siete por la noche, sábado, y le da la información al capitán Gary Prado de que un campesino les había enseñado un área que se llamaba la Quebrada del Yuro donde estaban escondidos los guerrilleros; porque este campesino tenía una hortaliza cerquita de ahí y los vio.

Entonces, con esa información el capitán Gary Prado rodea la Quebrada del Yuro el siete por la noche. Y el domingo ocho de octubre empieza a avanzar por la mañana y ahí empieza el tiroteo. En esa operación el Che es herido en la pierna izquierda, un balazo entre la rodilla y el tobillo, pero nada de peligrosidad. Ahí mueren la mayor parte de los guerrilleros y mueren algunos soldados, y ahí es donde cae preso el Che Guevara, al que estaba intentando ayudar a salir Simeón Cuba Sarabia, que usaba el nombre de Willy, un guerrillero boliviano bajito, prietecito, con una barba enorme, una barba más tupida yo creo que la de los propios cubanos, y ese no tenía un rasguño. Con ese lo agarran. Y en el momento en que lo van a agarrar, me cuentan los soldaditos, el Che les dice: "No tiren que yo soy el Che. Yo les valgo más vivo que muerto". Y ahí se lo llevan y lo mandan para la escuelita de La Higuera y lo ubican a él –mirando la escuelita de frente– en el salón de la izquierda, y detrás de él, en el mismo cuartico, le ponen los cadáveres de dos cubanos.

 

De ahí entonces, ellos me mandan la información por la mañana en código, que decía: "Papá cansado", lo que significaba que el líder de la guerrilla estaba preso y vivo. Pero no sabíamos si "Papá" era el Che Guevara o si era el Inti Peredo, que era el líder de la guerrilla por la parte boliviana. Así que volamos al área de operaciones y ahí nos verificaron que "Papá cansado" era el Che Guevara.

El extranjero. No dijeron el Che, dijeron "el extranjero".

Esa noche tuvimos una recepción en un hotelito de Vallegrande, con velas porque no había electricidad, y yo saqué un par de botellas de scotch que había comprado hacía tiempo para un evento como este, para celebrar. Eso era el domingo por la noche, el día que cayó preso él.

Al día siguiente, nueve de octubre, lunes, a las siete de la mañana despegamos en un pequeño helicóptero pilotado por Niño de Guzmán. Aterrizamos al lado de la escuelita donde estaba el Che preso y estaban esperándonos todos los oficiales del batallón, entre ellos el teniente coronel Selich que tenía toda la documentación suya. El Che usaba una cartera de cuero como las que cargan las mujeres, ancha, color camello, y adentro tenía un libro grande que era un diario con los meses escritos en alemán, del año 67, pero claro, escrito por él en español. Tenía adentro una serie de fotografías de la familia, medicamentos para el asma, unos libritos para mensajes en clave numérica de una sola vía, que son imposibles de descifrar. Tenía unas libreticas negras de argollitas escritas a máquina de escribir y firmadas por un tal Ariel, que eran los mensajes que él recibía de Cuba. Aunque él no podía transmitirle a Cuba porque Cuba le dio a propósito un transmisor roto, porque a él lo mandan allá para que lo maten. Porque el Che era prochino y Cuba dependía de la URSS. O sea, los soviéticos no tenían ningún interés en que el Che Guevara triunfara en Bolivia. Lo dejaron solo, para que lo mataran ahí, definitivamente.

Así que entramos a la escuelita y en una habitación estaba el Che tirado en el suelo, amarrado de pies y manos abajo de una ventanita que había al lado de la puerta, y atrás los dos cadáveres. El único que habló fue el coronel Centeno Anaya. Le hacía preguntas pero el Che lo miraba y no contestaba nada. Ni le habló. Al punto de que el coronel le dijo: "Óigame, usted es un extranjero, usted ha invadido mi país. Lo menos que puede tener es la cortesía de contestar". Y nada.

Entonces de ahí yo le pido al coronel si me puede facilitar la documentación del Che para fotografiarla para mi gobierno y le da orden al teniente coronel Selich de que me la entregue. Se me entrega la cartera aquella de cuero y yo me voy a trabajar con la documentación a otro lugar. Iba fotografiando el diario y regresaba a hablar con el Che. Entraba y salía constantemente, desde la mañana hasta la una de la tarde. Estando en eso suena el teléfono y uno de los soldaditos me dice: "Mi capitán, una llamada". Voy hasta el teléfono y me dan "órdenes superiores: 500–600". Era un código muy sencillo que habíamos estipulado.

500 era el Che Guevara.

600 muerto.

700, manténgalo vivo.

Pido que me repitan. Me vuelven a confirmar.

"Órdenes del alto mando: 500–600".

Cuando Centeno Anaya viene lo llamo a parte y le digo: "Mi coronel, han llegado instrucciones de su gobierno de eliminar al prisionero. Las de mi gobierno son tratar de salvarle la vida y tenemos helicópteros y aviones para llevarlo a Panamá para un interrogatorio". Él responde: "Mira, Félix, son órdenes del señor presidente y señor comandante de las Fuerzas Armadas". Miró su reloj y me dijo: "Tienes hasta las dos de la tarde para interrogarlo. Y a las dos de la tarde lo puedes ajusticiar de la forma que tú quieras porque sabemos el daño que le ha hecho a tu patria. Pero yo quiero que a las dos de la tarde tú me traigas el cadáver del Che Guevara". Yo le respondí: "Mi coronel, he tratado de hacerle cambiar de idea, pero si no hay una contraorden le doy mi palabra de hombre que yo le llevo el cadáver del Che".

Más tarde, estando hablando yo con el Che, viene el piloto Niño de Guzmán con una cámara Pentax del jefe de Inteligencia. "Mi capitán, el mayor Saucedo quiere una foto con el prisionero". Yo miro al Che y le digo: "Comandante, ¿a usted le importa?". Y dijo: "No, a mí no". Entonces caminamos. Él caminaba con dificultad por el balazo en la pierna izquierda. Salimos de la escuelita y ahí fue cuando nos paramos a hacer la foto esta. Yo le doy mi propia cámara al piloto y le digo al Che: "Comandante, mire al pajarito". Empezó a reirse, porque es lo que decimos nosotros en Cuba a los niños.

"Niño, mira el pajarito".

Es más, yo pensé que él se estaba riendo en el momento en que se tiró la foto. Pero, obviamente, cambió para esta expresión de la cara que ves ahora. Yo vestía el uniforme de tropas especiales de EU, pero sin insignia ninguna. Yo ahí tenía 26 años. Él 39. Parecía un pordiosero. Las ropas estaban raídas, sucias, cochinas. No tenía botas, eran unos pedazos de cuero amarrados en los pies. El pelo mugreño. Realmente, a veces yo estaba hablando con él y no le prestaba atención a lo que me estaba diciendo, porque yo nunca lo había visto personalmente pero me acordaba de las imágenes del Che cuando visitaba Moscú, que estaba con los rusos, cuando visitaba Mao Zedong en Pekín. Aquel hombre arrogante, con aquellos abrigos del carajo. Y ver a este hombre ahora como un tipo que estaba pidiendo limosna. Daba pena".

–¿Cuál fue para usted el mayor defecto y la mayor virtud del Che?

–Virtud yo creo que no tenía ninguna. Lo que puedo decir es que el tipo era dedicado a sus ideales, que obviamente estaban equivocados y fueron un desastre total. Y que en los mismos entrenamientos me contó gente que entrenó con él que era muy persistente. Estaba cansado, muerto y trataba de seguir adelante. No se rendía. Pero, por otro lado, fue un asesino que disfrutaba matando gente y que estaba lleno de odio hacia el enemigo. Una persona que mandó fusilar a miles de cubanos.

–¿Su captura fue el mayor logro de su carrera?

–Uno de los principales, aunque es el que más ha salido a relucir.

–¿Hay alguna operación que le duela recordar?

–Posiblemente el episodio más duro fue precisamente cuando tuve que comunicar la orden, de parte del Gobierno boliviano, de que eliminaran al Che. Aunque también pensé en el desastre que causó en mi patria en su día que dejaran libre a Fidel Castro.

–¿Comunicó la orden delante de Guevara?

–No, a mí me la comunican y luego entro a la habitación, me paro delante de él y le digo: "Comandante, lo siento, es una orden superior". Y él entendió perfectamente lo que le estaba diciendo.

–¿Qué dijo?

–"Es mejor así. Yo nunca debí haber caído preso vivo". Entonces sacó la pipa y me dijo: "Yo quiero entregarle esta pipa a un soldadito boliviano que se portó bien conmigo". Me guardé la pipa y le pregunté: "¿Quiere algo para su familia?". Y él me respondió, diría que de forma sarcástica: "Bueno, si puedes dile a Fidel que prontó verá una revolución tiunfante en América". Yo lo interpreto como si le hubiera dicho a Fidel: "Me abandonaste, pero esto va a triunfar de todas maneras". Después cambió la expresión y me dijo: "Si puedes, dile a mi señora que se case otra vez y que trate de ser feliz". Esas fueron sus últimas palabras. Se acercó a mí, nos dimos la mano, nos dimos un abrazo, dio unos pasos atrás y se paró fijo pensando que era yo quien le iba a tirar.

–¿Qué pasó con la pipa?

–Mira, fue una de las cosas de las que sí me arrepiento. A la pipa yo le saqué la picadura y la guardé. Inclusive en la culata de una de las pistolas que uso tengo parte de la picadura de su última fumada, metida en un cristalito. Después vino el sargento Mario Terán diciendo: "¡Mi capitán, yo quiero la pipa! ¡Yo lo maté, yo me lo merezco!". Y yo, que por dentro no quería tener que cumplir con un deseo suyo sabiendo todo lo que le había hecho a mi patria, cogí la pipa y se la di al sargento: "Toma, para que te acuerdes de tu hazaña" [dice con tono de rechazo]. Cogió la pipa, bajó la cabeza y se fue.

–¿Qué fue lo que más le llamó la atención al ver al Che?

–Ver a un hombre tan destruido.

–¿Qué sintió mientras hablaba con él?

–En ese momento, honestamente, no tenía la percepción de lo que estaba ocurriendo, la magnitud que tenía esa operación. Para mí era una operación más. Para mí el Che Guevara no era la gran cosa, no era la figura que fabricó después Cuba.

–¿Le sorprendió algo de lo que le dijo?

–Cada vez que yo le hacía preguntas de interés táctico para nosotros me respondía: "Usted sabe que yo no le puedo contestar eso". Por otro lado, hubo un momento en que empezamos a hablar de la economía cubana, y él se puso a culpar de todo al embargo americano. Y yo le dije: "Comandante, usted fue presidente del Banco de la Nación y ni siquiera era economista". Entonces él me contesta: "¿Tú sabes cómo llegué a presidente del Banco?". Y me cuenta: "Un día entendí que Fidel estaba pidiendo un comunista dedicado y levanté la mano. Pero estaba pidiendo un economista dedicado".

–¿Presenció su ejecución?

–No. No tenía ningún interés en ver eso. Me fui para otro lugar y me senté en un banquito a unos cien metros a tomar notas. Oí una ráfaga corta e hice la anotación: una y quince de la tarde. La hora exacta en que fue ejecutado.

  • EU desarticula la amenaza; el Departamento de Justicia revela los cargos contra los tres integrantes de la trama, que querían disparar a civiles en conciertos

Las fuerzas de seguridad de Estados Unidos, en una operación conjunta con Canadá, Pakistán y Filipinas, desarticularon en el verano del pasado año un operativo terrorista que planeaba hacer estallar bombas en el metro de Nueva York y la plaza de Times Square, además tenían previsto tirotear a civiles en conciertos. Los tres sospechosos, que decían actuar en nombre del Estado Islámico, fueron arrestados.

Los acusados son Abdulrahman El Bahnasawy, de 19 años de edad y de nacionalidad canadiense, Talha Haroon, ciudadano estadounidense, también de 19 años y residente en Pakistán, y Russel Salic, de 37 años y origen filipino. Los tres individuos, de acuerdo con el sumario desclasificado este viernes, se comunicaban a través de aplicaciones de mensajería electrónica por Internet.

La intención era la de realizar los ataques en Nueva York coincidiendo con la celebración de Ramadán en apoyo a la causa del ISIS. El Bahnasawy se encargó de adquirir los materiales necesarios para fabricar las bombas y de encontrar un lugar, no muy lejos de la ciudad, donde pudieran montar los explosivos. Haroon hizo planes para volar a EE UU para ayudarle a ejecutar los ataques.

 

Haroon entró en paralelo en contado con expertos en la manipulación de explosivos. Salic se encargaba de financiar el operativo. La trama terrorista fue desarticulada en mayo de 2016. El Bahnasawy fue arrestado en Nueva Jersey, al llegar de un viaje desde Canadá, y se declaró culpable. Haroon fue detenido por las autoridades pakistanís cuatro meses después y Salic en abril de este año.

El Departamento de Justicia detalla que sobre los acusados pesan hasta siete delitos, algunos de ellos susceptibles de ser castigados con la cadena perpetua. Entre los delitos figuran conspiración para usar armas de destrucción masiva, conspiración para cometer actos de terrorismo conspiración para atentar en un lugar público o en el sistema de transporte.

La desarticulación del operativo terrorista fue posible gracias a la acción conjunta de la división de seguridad nacional del Departamento de Justicia, de la agencia federal de investigación y de la unidad antiterrorista de la policía de Nueva York. También estuvieron en coordinación con detectives en Los Ángeles (California) y Denver (Colorado) además de con la policía de Canadá, Pakistán y Filipinas.

  • Islandia sabe cómo… pero el resto del mundo no escucha

En los últimos 20 años, Islandia ha reducido radicalmente el consumo de tabaco, drogas y bebidas alcohólicas entre los jóvenes. ¿Cómo lo ha conseguido y por qué otros países no siguen su ejemplo?

Falta poco para las tres de una soleada tarde de viernes, y el parque Laugardalur, cerca del centro de Reikiavik, se encuentra prácticamente desierto. Pasa algún que otro adulto empujando un carrito de bebé, pero si los jardines están rodeados de bloques de pisos y casas unifamiliares, y los críos ya han salido del colegio, ¿dónde están los niños?

En mi paseo me acompañan Gudberg Jónsson, un psicólogo islandés, y Harvey Milkman, catedrático de Psicología estadounidense que da clases en la Universidad de Reikiavik durante una parte del curso. Hace 20 años, cuenta Gudberg, los adolescentes islandeses eran de los más bebedores de Europa. “El viernes por la noche no podías caminar por las calles del centro de Reikiavik porque no te sentías seguro”, añade Milkman. “Había una multitud de adolescentes emborrachándose a la vista de todos”.

Hace un par de minutos hemos pasado por dos salas dedicadas al bádminton y al pimpón. En el parque hay también una pista de atletismo, una piscina con calefacción geotérmica y, por fin, un grupo de niños a la vista jugando con entusiasmo al fútbol en un campo artificial.

Actualmente, Islandia ocupa el primer puesto de la clasificación europea en cuanto a adolescentes con un estilo de vida saludable

En este momento no hay jóvenes pasando la tarde en el parque, explica Gudberg, porque se encuentran en las instalaciones asistiendo a clases extraescolares o en clubs de música, danza o arte. También puede ser que hayan salido con sus padres.

Actualmente, Islandia ocupa el primer puesto de la clasificación europea en cuanto a adolescentes con un estilo de vida saludable. El porcentaje de chicos de entre 15 y 16 años que habían cogido una borrachera el mes anterior se desplomó del 42% en 1998 al 5% en 2016. El porcentaje de los que habían consumido cannabis alguna vez ha pasado del 17 al 7%, y el de fumadores diarios de cigarrillos ha caído del 23% a tan solo el 3%.

El país ha conseguido cambiar la tendencia por una vía al mismo tiempo radical y empírica, pero se ha basado en gran medida en lo que se podría denominar “sentido común forzoso”. “Es el estudio más extraordinariamente intenso y profundo sobre el estrés en la vida de los adolescentes que he visto nunca”, elogia Milkman. “Estoy muy impresionado de lo bien que funciona”.

Si se adoptase en otros países, sostiene, el modelo islandés podría ser beneficioso para el bienestar psicológico y físico general de millones de jóvenes, por no hablar de las arcas de los organismos sanitarios o de la sociedad en su conjunto. Un argumento nada desdeñable.

“Estuve en el ojo del huracán de la revolución de las drogas”, cuenta Milkman mientras tomamos un té en su apartamento de Reikiavik. A principios de la década de 1970, cuando trabajaba como residente en el Hospital Psiquiátrico Bellevue de Nueva York, “el LSD ya estaba de moda, y mucha gente fumaba marihuana. Había un gran interés en por qué la gente tomaba determinadas drogas”.

La tesis doctoral de Milkman concluía que las personas elegían la heroína o las anfetaminas dependiendo de cómo quisiesen lidiar con el estrés. Los consumidores de heroína preferían insensibilizarse, mientras que los que tomaban anfetaminas preferían enfrentarse a él activamente. Cuando su trabajo se publicó, Milkman entró a formar parte de un grupo de investigadores reclutados por el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de Estados Unidos para que respondiesen a preguntas como por qué empieza la gente a consumir drogas, por qué sigue haciéndolo, cuándo alcanza el umbral del abuso, cuándo deja de consumirlas y cuándo recae.

“Cualquier chaval de la facultad podría responder a la pregunta de por qué se empieza, y es que las drogas son fáciles de conseguir y a los jóvenes les gusta el riesgo. También está el aislamiento, y quizá algo de depresión”, señala. “Pero, ¿por qué siguen consumiendo? Así que pasé a la pregunta sobre el umbral del abuso y se hizo la luz. Entonces viví mi propia versión del “¡eureka!”. Los chicos podían estar al borde de la adicción incluso antes de tomar la droga, porque la adicción estaba en la manera en que se enfrentaban a sus problemas”.

“¿Por qué no organizar un movimiento social basado en la embriaguez natural, en que la gente se coloque con la química de su cerebro –porque me parece evidente que la gente quiere cambiar su estado de conciencia– sin los efectos perjudiciales de las drogas?”

En la Universidad Estatal Metropolitana de Denver, Milkman fue fundamental para el desarrollo de la idea de que el origen de las adicciones estaba en la química cerebral. Los menores “combativos” buscaban “subidones”, y podían obtenerlos robando tapacubos, radios, y más adelante, coches, o mediante las drogas estimulantes. Por supuesto, el alcohol también altera la química cerebral. Es un sedante, pero lo primero que seda es el control del cerebro, lo cual puede suprimir las inhibiciones y, a dosis limitadas, reducir la ansiedad.

“La gente puede volverse adicta a la bebida, a los coches, al dinero, al sexo, a las calorías, a la cocaína… a cualquier cosa”, asegura Milkman. “La idea de la adicción comportamental se convirtió en nuestro distintivo”.

De esta idea nació otra. “¿Por qué no organizar un movimiento social basado en la embriaguez natural, en que la gente se coloque con la química de su cerebro –porque me parece evidente que la gente quiere cambiar su estado de conciencia– sin los efectos perjudiciales de las drogas?”

En 1992, su equipo de Denver había obtenido una subvención de 1,2 millones de dólares del Gobierno para crear el Proyecto Autodescubrimiento, que ofrecía a los adolescentes maneras naturales de embriagarse alternativas a los estupefacientes y el delito. Solicitaron a los profesores, así como a las enfermeras y los terapeutas de los centros escolares, que les enviasen alumnos, e incluyeron en el estudio a niños de 14 años que no pensaban que necesitasen tratamiento, pero que tenían problemas con las drogas o con delitos menores.

“No les dijimos que venían a una terapia, sino que les íbamos a enseñar algo que quisiesen aprender: música, danza, hip hop, arte o artes marciales”. La idea era que las diferentes clases pudiesen provocar una serie de alteraciones en su química cerebral y les proporcionasen lo que necesitaban para enfrentarse mejor a la vida. Mientras que algunos quizá deseasen una experiencia que les ayudase a reducir la ansiedad, otros podían estar en busca de emociones fuertes.

Al mismo tiempo, los participantes recibieron formación en capacidades para la vida, centrada en mejorar sus ideas sobre sí mismos y sobre su existencia, y su manera de interactuar con los demás. “El principio básico era que la educación sobre las drogas no funciona porque nadie le hace caso. Necesitamos capacidades básicas para llevar a la práctica esa información”, afirma Milkman. Les dijeron a los niños que el programa duraría tres meses. Algunos se quedaron cinco años.

En 1991, Milkman fue invitado a Islandia para hablar de su trabajo, de sus descubrimientos y de sus ideas. Se convirtió en asesor del primer centro residencial de tratamiento de drogadicciones para adolescentes del país, situado en la ciudad de Tindar. “Se diseñó a partir de la idea de ofrecer a los chicos cosas mejores que hacer”, explica. Allí conoció a Gudberg, que por entonces estudiaba Psicología y trabajaba como voluntario. Desde entonces son íntimos amigos.

Al principio, Milkman viajaba con regularidad a Islandia y daba conferencias. Estas charlas y el centro de Tindar atrajeron la atención de una joven investigadora de la Universidad de Islandia llamada Inga Dóra Sigfúsdóttir. La científica se preguntaba qué pasaría si se pudiesen utilizar alternativas sanas a las drogas y el alcohol dentro de un programa que no estuviese dirigido a tratar a niños con problemas, sino, sobre todo, a conseguir que los jóvenes dejasen de beber o de consumir drogas.

¿Has probado el alcohol alguna vez? Si es así, ¿cuándo fue la última vez que bebiste? ¿Te has emborrachado en alguna ocasión? ¿Has probado el tabaco? Si lo has hecho, ¿cuánto fumas? ¿Cuánto tiempo pasas con tus padres? ¿Tienes una relación estrecha con ellos? ¿En qué clase de actividades participas?

En 1992, los chicos y chicas de 14, 15 y 16 años de todos los centros de enseñanza de Islandia rellenaron un cuestionario con esta clase de preguntas. El proceso se repitió en 1995 y 1997.

Los resultados de la encuesta fueron alarmantes. A escala nacional, casi el 25% fumaba a diario, y más del 40% se había emborrachado el mes anterior. Pero cuando el equipo buceó a fondo en los datos, identificó con precisión qué centros tenían más problemas y cuáles menos. Su análisis puso de manifiesto claras diferencias entre las vidas de los niños que bebían, fumaban y consumían otras drogas, y las de los que no lo hacían. También reveló que había unos cuantos factores con un efecto decididamente protector: la participación, tres o cuatro veces a la semana, en actividades organizadas –en particular, deportivas–; el tiempo que pasaban con sus padres entre semana; la sensación de que en el instituto se preocupaban por ellos, y no salir por la noche.

“En aquella época había habido toda clase de iniciativas y programas para la prevención del consumo de drogas”, cuenta Inga Dóra, que fue investigadora ayudante en las encuestas. “La mayoría se basaban en la educación”. Se alertaba a los chicos de los peligros de la bebida y las drogas, pero, como Milkman había observado en Estados Unidos, los programas no daban resultado. “Queríamos proponer un enfoque diferente”.

El alcalde de Reikiavik también estaba interesado en probar algo nuevo, y muchos padres compartían su interés, añade Jón Sigfússon, compañero y hermano de Inga Dóra. Por aquel entonces, las hijas de Jón eran pequeñas, y él entró a formar parte del nuevo Centro Islandés de Investigación y Análisis social de Sigfúsdóttir en 1999, año de su fundación. “Las cosas estaban mal”, recuerda. “Era evidente que había que hacer algo”.

Utilizando los datos de la encuesta y los conocimientos fruto de diversos estudios, entre ellos el de Milkman, se introdujo poco a poco un nuevo plan nacional. Recibió el nombre de Juventud en Islandia.

Las leyes cambiaron. Se penalizó la compra de tabaco por menores de 18 años y la de alcohol por menores de 20, y se prohibió la publicidad de ambas sustancias. Se reforzaron los vínculos entre los padres y los centros de enseñanza mediante organizaciones de madres y padres que se debían crear por ley en todos los centros junto con consejos escolares con representación de los padres. Se instó a estos últimos a asistir a las charlas sobre la importancia de pasar mucho tiempo con sus hijos en lugar de dedicarles “tiempo de calidad” esporádicamente, así como a hablar con ellos de sus vidas, conocer a sus amistades, y a que se quedasen en casa por la noche.

Asimismo, se aprobó una ley que prohibía que los adolescentes de entre 13 y 16 años saliesen más tarde de las 10 en invierno y de medianoche en verano. La norma sigue vigente en la actualidad.

 

Casa y Escuela, el organismo nacional que agrupa a las organizaciones de madres y padres, estableció acuerdos que los padres tenían que firmar. El contenido varía dependiendo del grupo de edad, y cada organización puede decidir qué quiere incluir en ellos. Para los chicos de 13 años en adelante, los padres pueden comprometerse a cumplir todas las recomendaciones y, por ejemplo, a no permitir que sus hijos celebren fiestas sin supervisión, a no comprar bebidas alcohólicas a los menores de edad, y a estar atentos al bienestar de sus hijos.

Estos acuerdos sensibilizan a los padres, pero también ayudan a reforzar su autoridad en casa, sostiene Hrefna Sigurjónsdóttir, directora de Casa y Escuela. “Así les resulta más difícil utilizar la vieja excusa de que a los demás les dejan hacerlo”.

Se aumentó la financiación estatal de los clubs deportivos, musicales, artísticos, de danza y de otras actividades organizadas con el fin de ofrecer a los chicos otras maneras de sentirse parte de un grupo y de encontrarse a gusto que no fuesen consumiendo alcohol y drogas, y los hijos de familias con menos ingresos recibieron ayuda para participar en ellas. Por ejemplo, en Reikiavik, donde vive una tercera parte de la población del país, una Tarjeta de Ocio facilita 35.000 coronas (250 libras esterlinas) anuales por hijo para pagar las actividades recreativas.

“No les dijimos que venían a una terapia, sino que les íbamos a enseñar algo que quisiesen aprender: música, danza, hip hop, arte o artes marciales”

Un factor decisivo es que las encuestas han continuado. Cada año, casi todos los niños islandeses las rellenan. Esto significa que siempre se dispone de datos actualizados y fiables.

Entre 1997 y 2012, el porcentaje de adolescentes de 15 y 16 años que declaraban que los fines de semana pasaban tiempo con sus padres a menudo o casi siempre se duplicó ­–pasó del 23 al 46%–, y el de los que participaban en actividades deportivas organizadas al menos cuatro veces por semana subió del 24 al 42%. Al mismo tiempo, el consumo de cigarrillos, bebidas alcohólicas y cannabis en ese mismo grupo de edad cayó en picado.

“Aunque no podemos presentarlo como una relación causal –lo cual es un buen ejemplo de por qué a veces es difícil vender a los científicos los métodos de prevención primaria– la tendencia es muy clara”, observa Kristjánsson, que trabajó con los datos y actualmente forma parte de la Escuela Universitaria de Salud Pública de Virginia Occidental, en Estados Unidos. Los factores de protección han aumentado y los de riesgo han disminuido, y también el consumo de estupefacientes. Además, en Islandia lo han hecho de manera más coherente que en ningún otro país de Europa”.

  • Continúa con su giro conservador; desmantela otra medida de la era de Barack Obama

El Gobierno de Donald Trump continúa su firme marcha conservadora. El Departamento de Sanidad anunció este viernes que limitará el acceso a anticonceptivos al permitir a aseguradoras y empresas privadas que rechacen ofrecer estos métodos en sus seguros médicos por motivos religiosos o morales. La nueva norma supondrá la pérdida gratuita de esta cobertura médica para miles de mujeres. Es una victoria para los grupos conservadores y otro golpe a la agenda progresista que aprobó durante sus dos mandatos el expresidente Barack Obama.

 

La medida, la última de la agenda conservadora de la Administración Trump, permitirá que un amplio número de empresas privadas, ONGs, instituciones educativas y aseguradoras retiren su oferta de anticonceptivos gratuitos a sus empleados o estudiantes —a través de los planes de cobertura médica— si tienen alguna objeción moral o religiosa. En los últimos años, 200 empresas habían presentado hasta 50 denuncias en contra de la norma de la era de Obama.

En Estados Unidos más de 55 millones de mujeres reciben este servicio gratuitamente hasta ahora. Según afirmó un portavoz de la Administración a The Washington Post, el 99.9% de ellas no se verán afectadas por la medida y seguirán recibiendo protección anticonceptiva de forma gratuita, pero no explicó cómo había dado con esa cifra. La estimación adelantada por el propio gobierno indica que hasta 120.000 mujeres podrían perder el acceso sin coste a estos métodos.

Es el último azote conservador de Trump. Otra más de sus promesas orientadas a satisfacer a sus bases evangelistas y religiosas. En sus ocho meses, el presidente ha designado a Neil Gorsuch, un conservador puro, al Tribunal Supremo, aprobado medidas para ampliar el peso de las organizaciones religiosas, e intentado pasar una reforma sanitaria que dejaría sin cobertura médica a cerca de 30 millones de personas en los próximos años.

Al revelar el nuevo decreto, el director de derechos civiles y libertad religiosa del departamento de Sanidad, Roger Severino, defendió que es una medida dedicada a proteger a las personas religiosas y asociadas a una fe que se opone al uso de métodos anticonceptivos. “Acabaremos con los ataques a la libertad religiosa. Es una promesa que hicimos y una promesa que cumpliremos. Debemos crear espacios para que cada organización pueda regularse en base a su identidad religiosa y no ser discriminada por su fe”, afirmó Severino.

La decisión de la Administración fue aplaudida por grupos conservadores y religiosos, y duramente criticada por organizaciones de la sociedad civil en favor del aborto y la libertad de expresión y los derechos de la mujer. “La Administración ha establecido un precedente peligroso para que empresas e instituciones educativas puedan resistirse a cubrir los costes sanitarios obligatorios en base a sus propias creencias”, escribió en un comunicado el director ejecutivo de Families USA, una de las organizaciones activistas en el ámbito de la sanidad. Quienes critican la decisión consideran que la Administración podría utilizar estos argumentos para limitar la cobertura a otros servicios sanitarios.

Entre otras medidas el presidente republicano también ha vetado a los transgénero de servir en el Ejército, eliminado protecciones a trabajadores y estudiantes gays, y deshecho normas de transparencia con las que se luchaba contra la discriminación salarial. A pesar de las distracciones frecuentes con sus estrambóticos tuits, Trump, rodeado de ultraconservadores como el vicepresidente Mike Pence, avanza en el retroceso de muchas medidas progresistas aprobadas por su predecesor.

 

  • Exigen participar en las elecciones presidenciales de 2018

Una voz comienza a oírse al otro lado de la frontera. Millones de mexicoamericanos se han movilizado para decir "basta ya" y reclamar un “sufragio efectivo” y un nuevo papel en el futuro del país. Las principales asociaciones de emigrantes de las costas este y oeste de EU se han unido para dar forma a un movimiento que beneficiaría a 20 millones de potenciales votantes en las presidenciales del próximo año. “Servimos para enviar dinero pero no para contribuir en la transformación del país”, reclaman.

“Nos sentimos olvidados. El Gobierno frena nuestra incorporación porque somos una fuerza de cambio”, protesta Oscar Hernández, al frente de una organización que representa a decenas de miles de poblanos en Nueva York.

El voto en el exterior está permitido en México pero las trabas burocráticas para lograr una credencial de elector hacen imposible ejercerlo. De los cinco millones que estaban habilitados para votar en 2006 solo lo hicieron 33.000 personas y en 2012 apenas 40.000.

Para las elecciones de 2018, el Instituto Electoral (INE) se ha comprometido a emitir al menos 500.000 credenciales, pero las asociaciones de migrantes exigen que abarque a los 20 millones de mexicanos que podrían votar (legales o no). Para ello piden que se flexibilicen los requisitos y permitan acudir a la urna con otro documento, como un pasaporte o el acta de nacimiento.

Tal y como han aprendido en EE UU, los líderes migrantes estuvieron el jueves en la capital cabildeando apoyos con el jefe de Gobierno de la capital, Miguel Ángel Mancera, en calidad de presidente de los gobernadores, para empujar una demanda ralentizada por las trabas burocráticas y el pánico de los grandes partidos a la irrupción de un tsunami indescifrable.

“Hemos visto a los jóvenes ayudar de forma ejemplar a la reconstrucción y socorrer a los heridos durante el terremoto. Nosotros queremos sumarnos a esa reconstrucción” añade Hernández.

Políticamente los migrantes se sienten “decepcionados”. Los estudios demoscópicos confirman que ese voto sería de castigo hacia el Revolucionario Institucional (PRI), el partido que gobernó de forma ininterrumpida durante casi ocho décadas, y al que responsabilizan de no frenar su salida del país que dejaron siendo niños. Reprochan que en el país continúe la “corrupción descarada, la falta de oportunidades o la inseguridad”. Esos mismos estudios señalan que los migrantes no son muy entusiastas de aventuras o propuestas demagógicas; están acostumbrados a la política práctica de Estados Unidos.

“Nos fuimos muy jóvenes, pero después de 42 años allí hemos aprendido cómo funciona la democracia, la empresa… o que hay otra forma de hacer las cosas. Es lo que podemos aportar”, explica Jaime Lucero, un empresario de Puebla, que ha levantado un imperio textil que ha creado 300 puestos de trabajo en EE UU y 4.000 en su tierra.

La emigración proporciona a México la principal fuente de ingresos del país, por encima del petróleo, y sigue siendo una importante válvula de escape para los conflictos sociales. Solo en Manhattan hay dos millones de poblanos y en Los Ángeles más de cinco, que ha hecho de California una de las diez economías más fuertes del mundo. Despreciados por la Administración Trump que los mira como parias, los migrantes vuelven la vista al terruño para cambiar una realidad paquidérmica.

Para las igualadas elecciones del próximo año, los migrantes en EE UU quieren ser la fuerza que decante la balanza. “Pero nosotros no queremos venir a imponer sino a sumar. Nuestras familias están en México”, dice Jesús Pérez, de la Universidad de Nueva York, quien recuerda que el actual presidente ganó las elecciones con 19 millones de votos y su antecesor, Felipe Calderón, lo hizo con 15, pero con una pírrica diferencia de 270.000 votos sobre Obrador.

A nueve meses de las elecciones, el líder de Morena es quien encabeza las encuestas para ser el próximo presidente de México. Le sigue el hipotético candidato del Frente Ciudadano, una coalición entre la derecha del PAN y el centroizquierda del PRD, que aún debe elegir candidato en unas primarias. En tercer lugar se sitúa el gobernante PRI, que arrastra la negativa imagen de Peña Nieto, una de las más bajas del continente.

“Ahora votan sin problemas en EE UU migrantes de Argentina, Perú, El Salvador, Guatemala”, remarca ostentosamente Raúl Macías, del Consejo de Federaciones Mexicanas, una asociación de California que moviliza a cientos de miles de migrantes. “Y, nosotros, ¿por qué no?” reclama.

La aparición de los candidatos independientes ha agitado la precampaña electoral, pero los migrantes en EE UU exigen también salir de la invisibilidad y reclaman su lugar en la historia, la economía y, ahora también, en la política.

Página 1 de 2