José Luis Ortiz Santillán (213)

Una cumbre más de la Alianza del Pacífico se realiza en Lima, Perú, el presidente Ollanta Humala es ahora el anfitrión de este bloque conformado por Chile, Colombia, México y Perú, pero del cual se dice hay una larga lista de candidatos a ingresar, entre ellos Costa Rica y Panamá, que participan con México dentro del Proyecto de Integración y Desarrollo de Mesoamérica, bloque que constituye el instrumento de integración mexicana frente a los países del sur del continente y un medio para evitar quedarse sólo dentro de un proceso de integración regional que parece ser más claro en objetivos y en concreción de acciones en América del Sur.

 

NÚMEROS CLAROS

Pese a que han ganado los mismos de siempre en las elecciones intermedias, en los medios internacionales se habla aún del éxito alcanzado por los candidatos independientes, de la inconformidad de los ciudadanos con el sistema de partidos y de su desconfianza en los diferentes niveles de gobierno, producto de la penetración del crimen organizado; puesto en evidencia con el caso de los normalistas desparecidos de Ayotzinapa en Guerrero.

NÚMEROS CLAROS

El 6 de mayo de 2015 el Instituto Nacional Electoral (INE) informó que el Padrón Electoral, en el cual se encuentran todos los ciudadanos que solicitaron su inscripción para obtener su credencial para votar, estaba formado por 87.2 millones de personas. El Padrón era 33.46% más grande que en las elecciones intermedias de 2003 y 12.06 mayor que en las de 2009. Mientras que la Lista Nominal, conformada por los ciudadanos que solicitaron su inscripción al Padrón Electoral y contaba con su credencial para votar este 7 de junio pasado, era de 83.5 millones.

¿Valdrá la pena votar el 7 de junio?

Escrito por  |  Martes, 02 Junio 2015 00:00

Por qué las próximas elecciones del 7 de junio  deberían ser distintas a las realizadas en 2003 y 2009. La “democracia electoral” instaurada en México intenta convertirse en la vía para que los ciudadanos accedan el poder político; sin embargo, no han sido los ciudadanos los beneficiados con este mecanismo para decidir quién debe gobernarlos, sino los partidos políticos y los dueños de éstos, convertidos en patrimonio familiar o herencia de una revolución social, de la cual sólo quedan los recuerdos y una Constitución maltrecha, desfigurada, con el afán de actualizarla a una realidad nacional que poco ha cambiado en términos de justicia social y cuya razón de ser: “Sufragio Efectivo no Reelección”, en la última reforma política fue enterrada para dar paso a la dictadura de los partidos sobre los ciudadanos.


Página 18 de 22